Labrador Retriever: Todo lo que has de Saber y Características

Existen algunas razas de perros que son inusitadamente populares sin importar en qué parte del globo os encontréis, ya sea por su apariencia, inteligencia o su capacidad de ser amistosos y juguetones. La familia de razas Labrador retriever o “cobradores” es, sin importar mucho de cuál de las razas específicas se trate, son una de ellas. Mucha gente no lo sabe, pero se les llama cobradores porque originalmente fueron criados como perros de cazas, con una gran capacidad de recuperar las presas abatidas por el cazador, para llevarlas a este.

La apariencia de los retriever cambia ostensiblemente según sus variaciones raciales, pero por lo general son perros medianos y fuertes, con orejas colgantes, y una capacidad de aprendizaje muy alta así como de aprender diferentes funciones. El más popular de esta raza es el Golden Retriever, muy querido y apreciado en diversas culturas a nivel mundial, pero en esta ocasión, estaremos enfocado en el segundo más popular. Esto es todo lo que necesitas saber sobre el Labrador Retriever y sus características.

labrador retriever

Es posible que os interese leer «Labrador retriever: Cómo cuidar perros labrador retriever«.

Origen del Labrador Retriever

El Labrador Retriever es uno de los perros más populares del mundo conocido también como perro labrador o cobrador, o simplemente labrador. Aunque el labrador procede de Canadá, de la provincia Newfoundland, el origen de alguna manera está afianzado en Gran Bretaña. Se dice que en una ciudad de la provincia canadiense, llamada Saint John, el perro de San Juan (Saint John’s Dog), del cual el labrador es un descendiente directo, es a su vez descendiente de perros de agua británicos. Estos perros habrían sido llevados a la isla de Newfoundland por pescadores ingleses, en donde se habría desarrollado el perro de San Juan, que también era utilizado para ayudar en actividades pesqueras y tiempo después, se originaría el Labrador.

Estos perros debían ser resistentes, trabajadores y buenos nadando. También necesitaban un pelaje denso que les protegiera de las condicione gélidas de las aguas del norte, y colas gruesas que les fueran útiles en el agua. Es entonces como a mediados del siglo XIX algunos perros de San Juan fueron exportados hacia Inglaterra, en donde un grupo de criadores. Con intención de obtener el perro cobrador “perfecto” los criaron y ligaron minuciosamente y tras varias generaciones, nació el Labrador Retriever tal y como lo conocemos hoy en día.

Características

  • Altura a la Cruz: De 56 a 57cm para los machos y 54 a 56cm para las hembras.
  • Peso: De 27 a 34kg para los machos y de 25 a 32kg para las hembras.
  • Pelaje: Liso, cortó, denso y duro, de color negro, canela, marrón, amarillo o en muy raras ocasiones, gris.
  • Aptitudes: Perro de caza, de trabajo, de asistencia, de rastreo y detección de sustancias, de rescate y mascota.
  • Tamaño: Grande
  • Esperanza de vida: 10-12 años

Como reconocer a un Labrador Retriever

El labrador retriever es un perro que puede ser mediano o grande, con un cuerpo musculoso, fuerte y proporcionado. Su pecho es ancho y profundo, y su espalda es recta, esta raza es ligeramente más larga que alta. De cabeza ancha, su hocico es alargado y también ancho, tiene una mordida en tijera y mandíbulas fuertes. Sus orejas son medianas y cuelgan a ambos lados, los ojos tienen una expresión vigorosa y son de color café o castaño.

Su cola es gruesa en la base y termina en punta, con pelaje abundante que le da una apariencia redonda, nunca debe ir curvada sobre el lomo, sino con una tendencia parabólica hacia abajo. Los colores del labrador son entre negro, chocolate y amarillo, este último varía entre muchas tonalidades claras y oscuras, llegando incluso a algunos tonos rojizos. Es normal conseguir pequeñas manchas blancas en el pecho.

Animaros a leer «Cómo alimentar un labrador«.

Como cuidar a un Labrador Retriever

  • Traelo al veterinario cada 4 meses (o cuando consideres que es necesario).
  • Es importante limpiar sus orejas continuamente.
  • Controlar su alimentación, para evitar obesidad.
  • Cortarle las uñas cada cierto tiempo.
  • Bañarlo al menos dos veces al mes.

La salud del Labrador Retriever

El labrador es un perro relativamente sano y que puede durar mucho tiempo si se le da el cuidado adecuado. Sin embargo, debido a la excesiva endogamia (ser ligados entre perros de la misma descendencia) a la que se vio sometido esta raza. Suele provocar enfermedades genéticas, que lamentablemente salen a flote cuando envejece. Cuando el perro es un cachorro debemos proporcionarle sus primeras vacunas, y estar atentos a cada cuanto tiempo le toque las siguientes. De esta manera podemos evitar que sufra alguna de las actividades más peligrosas para los perros.

Para que el labrador disfrute de un estado de salud envidiable, lo ideal sería acudir al veterinario dos veces al año, para asegurarnos de que todo se encuentre bien. Y a través de un buen cuidado doméstico, podemos evitar muchas enfermedades y condiciones desfavorables. Finalmente cabe resaltar que el labrador es muy propenso a engordar, debido a su apetito insaciable y afinidad por los dulces. Si no se controlan y no hace el ejercicio suficiente, puede hacerle padecer de obesidad.

Viviendo con un Labrador Retriever

Algo que resalta de esta raza de perros, es su notable carisma y popularidad. Ya que es considerado uno de los perros mas juguetones del mundo. La estabilidad en su carácter le ha permitido estrechar grandes lazos de amistad con la humanidad, colaborando como perros de rescate, de terapia, de asistencia y mucho más.

El Labrador Retriever es un perro leal, inteligente, activo y amante de la diversión. Es muy fácil de entrenar, por lo que resulta particularmente entretenido pasar tiempo con él y contar con su compañía en la casa. Se lleva bien con las personas y por lo general también con otros perros, pero no se debe descuidar el hecho de ser debidamente socializado desde pequeño, así suele ser un excelente amigo y compañía para los críos.

Como es un perro muy enérgico, requiere de mucho ejercicio y actividad. Por ello, aunque puede adecuarse a vivir en sitios pequeños como un apartamento, es necesario sacarlo a pasear y a relacionarse con otros perros. El labrador es un aficionado al agua de forma natural, y también un cobrador innato, es decir. Que tiene una predisposición por aprender rápido a traer cosas. Tiene muy buenas cualidades, pero tiende a solicitar atención frecuentemente, así que pueden ser un poco contraproducente para los que no gusta pasar demasiado tiempo con sus mascotas.

labrador retriever

Conclusión sobre los labradores retriever.

Si queréis un perro juguetón y amigable que comparta con vosotros, la familia y los críos constantemente con actividades al aire libre, esta raza es una excelente opción. Su facilidad de adiestramiento le hace particularmente funcional para servir de ayuda, y para enseñarle trucos y juegos. El único hincapié que hay que hacer es que no es un perro recomendable para personas con una vida excesivamente sedentaria. Porque termina afectando negativamente a su salud física y mental.

Esperamos que os haya parecido interesante la información que les hemos presentado hoy. En relación a todo lo que has de saber sobre el labrador retriever, y sus características. Si no sois del último grupo de personas que hemos mencionado, seguramente seréis los próximos felices dueños de un cachorro de labrador en los próximos días. Que crecerá siendo parte de la familia en tiempo récord.

Continua leyendo mas de nuestro contenido, con esta entrada sobre «Cómo es un labrador«.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.