¿Sabías que esta raza canina es una de las más antiguas que hay? Proviene del Tíbet y acompañaba a los pastores en sus caminatas. No solamente era un perro ideal para estos trabajadores, sino que además se ha utilizado desde hace siglos como guardián de los monasterios tibetanos. El mastín tibetano también es conocido bajo el nombre de Do-Khy.

Podemos encontrar menciones de esta raza en textos griegos. Aristóteles (384 – 322 a.C.) fue el primer escritor que los mencionó al hablar de Marco Polo. Desde ese momento el Mastín Tibetano ha sido considerado como un perro muy fuerte tanto a nivel físico como mental.

También se dice que este can tiene más de 2000 años de antigüedad. Según diversas fuentes podría haber sido utilizado ya en época asiria. Gracias a su fiereza y lealtad parece que se utilizó para vigilar a los prisioneras e incluso durante la guerra. En este último caso ayudaba a los militares en la batalla.

Podemos encontrar su presencia en todo tipo de bajorrelieves del mundo antiguo. Se ven reflejados con un aspecto muy similar al actual en bajorrelieves de origen babolinio, egipcio y griego. Lo cual demuestra que en tiempos antiguos era un perro muy utilizado.

A partir de la conquista romana el Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet comenzó a extenderse por toda la zona del mar Mediterráneo. Precisamente gracias a esta expansión se crearon diferentes razas. Como la de los molosos europeos y diferentes razas de salvamento y de perros pastores. Por ejemplo el conocido San Bernardo.

Los estudiosos de las razas europeas consideran al Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet como la raza primigenia de la que han derivado el resto de razas de montaña grandes y el resto de mastines.

El Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet no comenzaría a extenderse por el viejo mundo hasta el siglo XIX. Sería entonces cuando se le enviara a la reina Victoria un ejemplar macho por parte del virrey de la India. Lord Hardinge. Esto sucedería en 1847.

Tendremos que esperar hasta 1880 para que el monarca Eduardo VII (por entonces rey de Gales) trasladara otros dos ejemplares a Inglaterra. En 1898 se registra el nacimiento de la primera camada de estos perros en el viejo mundo. Exactamente en el zoológico de Berlín.

En la actualidad este perro ha conquistado los corazones de humanos en todo el mundo. Hoy en día sus habilidades y cualidades siguen siendo muy demandadas en el Himalaya. De hecho el Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet sigue siendo un excelente guardián de monasterios tibetanos y continúa acompañando a los ganaderos con su rebaño.

Cómo es el Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet. Características físicas

El Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet es considerado un perro guardián y de compañía desde tiempos inmemoriales. Esta raza no alcanza la madurez hasta los 3 años en las hembras y los 4 años en los machos.

Según la clasificación de la Federación Cinológica Internacional (FCI), el Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet se encuentra dentro de la sección 2.1 del Grupo II. En esta sección canina de la clasificación del FCI se localizan distintas razas. Las más reconocidas son la de los Pinscher, la de aquellos perros dentro de la modalidad de montaña (como por ejemplo los molosoides) o la de los boyeros suizos, entre otros.

  • Físicamente el Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet es un perro grande, muy pesado y con una apariencia amable y perfil solemne. Su cuerpo es más bien largo si nos fijamos en la altura de la cruz. Su cabeza es ancha y fuerte. Cuando alcanza la madurez puede desarrollar algunas arrugas que nacen por encima de los ojos y se extienden hasta la comisura del hocico. En cuanto al hocico, es más bien ancho y con las aletas de la nariz muy abiertas, lo que le permite respirar adecuadamente en carrera. Los ojos son muy expresivos y las orejas, de tamaño medio, tienen forma triangular y colgante.
  • En cuanto al pelaje las hembras tienen menos pelo que los machos. Sin embargo en ambos casos el pelo es de gran calidad, muy largo y espeso. El color del pelaje puede variar entre el negro, el tono pardo, el gris azulado, el tono fuego y el dorado. En ocasiones estos tonos se combinan con una estrella blanca en el pecho.
  • Si hablamos del carácter de esta raza se dice que es protectora y muy reservada. Sin embargo se considera muy dócil y cariñoso con sus familiares. Puede convivir con niños, pero es necesario que se le adiestre rápidamente y que se familiarice con ellos para que sepa cómo tratarlos. Debido a sus antecedentes de cuidador, es un perro que no lleva bien la presencia de extraños. Y reacciona rápida y ferozmente ante posibles amenazas a los que considera parte de su familia. Puede llegar a ser peligroso si considera que algo es suyo y que debe de defenderlo. De ahí la importancia de saber educarlo. Su ladrido es fiero y similar al gruñido de los leones. No es juguetón y le suele gustar la tranquilidad.

Cómo cuidar un Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet

Se trata de perros que pueden vivir en pisos o en grandes parcelas. Aunque no requieren de muchos paseos es importante, sin embargo, que tengan su propio espacio. Por ejemplo un jardín o una pequeña terraza a la que puedan acceder siempre que les apetezca.

  • Aunque no tienen que hacer mucho ejercicio son amantes de los paseos largos. Piensa que la mayor parte de sus antecesores se han dedicado a acompañar a pastores. En caso de no poder pasearlo varias veces al día y durante bastante tiempo no es tu tipo de perro. De no tener sus paseos terminan por agitarse y cambiar su carácter. Para ser felices necesitan salir y relajarse. Es su manera de liberar el estrés.
  • Para adiestrarlo es necesario contar con un adiestrador canino que conozca esta raza. Es una raza compleja y necesita de un experto. Al ser razas muy protectoras es importante que los adiestradores suavicen su agresividad de cara a los extraños.
  • En cuanto a su salud suele ser buena. Las enfermedades que le acompañan a lo largo de los años están relacionadas con su tamaño. Es decir, que es habitual que sus huesos y articulaciones se vayan desgastando poco a poco. De ahí la importancia de que den largos paseos en vez de realizar ejercicios muy agresivos. Esto solo afectaría a sus huesos y articulaciones empeorándolos. También desarrollan de forma habitual hipotiroidismo y cataratas. Por ello es importante que controles su vista y su tiroides desde cachorritos.
  • Hay que tomarse en serio su educación desde cachorros. Todos los perros grandes tienen mucha fuerza y pueden hacer daño a las personas sin querer. De ahí la importancia de que sean educados desde pequeños. Los Mastines Tibetano o Dogos del Tíbet crecen rápidamente de cachorros y siguen siendo algo desobedientes hasta el año y medio. Hay que adiestrarles rápidamente para controlar su carácter.
  • Espacio adecuado para su tamaño. Como decíamos unas líneas más arriba, estos perros pueden vivir en pisos o en parcelas. Sin embargo, no es conveniente que vivan en pisos muy pequeños debido a su tamaño. Lo mejor es que tengan el suficiente espacio para moverse sin sentirse atrapados. Y no hay que olvidar que han de disponer de un pequeño jardincito o terraza para salir cuando quieran.
  • Cepillado. Estos perros son muy peludos y necesitan grandes cuidados para que su pelaje esté perfecto y sano. Es conveniente que cepillarlos varias veces a la semana. De esta manera se eliminarán los pelos sueltos y el resto permanecerá brillante y lustroso. Por lo menos te recomendamos que los cepilles tres veces cada siete días. No hay que asustarse si de repente sueltan gran cantidad de pelo. En época de muda cambian el pelaje y dejan todo perdido de pelos. En esas épocas hay que extremar la limpieza dentro del hogar y el cepillado para que no estén soltando cada dos por tres pelos.
  • Pueden convivir con otros animales. Son perros muy fieles a su camada, a su familia. Por lo que pueden convivir con otros animales si lo hacen desde pequeños. De esta manera les será más sencillo interpretarlos como parte de su familia aunque correspondan a otra especie. Para que los dogos del Tíbet lleven bien la compañía de otras especies hay que acostumbrarles a su presencia desde cachorros.
  • Requieren de mucha atención. Desde que son cachorros estos animales requieren de mucha atención. Hay que ser muy estrictos con su educación al comienzo de su vida. De esta manera será más sencillo adiestrarlos.
  • Mejor para climas fríos. Aunque hoy en día podemos encontrar ejemplares esparcidos por todo el mundo, estos animales están más cómodos en climas fríos. Piensa que tienen un gran pelaje. Muy espeso y que este puede resultar verdaderamente agobiante en climas cálidos.

Si eres un amante de los animales de todo tipo y te interesan los datos sobre las distintas especies, te aconsejamos que visites nuestro apartado dedicado a las mascotas por medio del siguiente enlace. Podrás aprender miles de cosas interesantes sobre los animales y conocerlos mucho mejor.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.