Uno de los problemas más graves que podemos tener los amantes de los animales es tener a nuestro perro con moquillo, una enfermedad que aunque a primera vista pueda parecer lo contrario, es bastante grave.

Esta enfermedad se llama así porque produce que al perro le salgan unos característicos mocos verdes, los cuales son muy similares a los que podemos tener los humanos cuando tenemos otras enfermedades como la gripe.

Lo peor de tener esta clase de enfermedad es que el perro con moquillo podría sufrir de consecuencias graves, como por ejemplo la deshidratación o incluso la muerte en los casos más graves.

Este artículo también te puede interesar: Cómo Saber Si mi Perro Tiene Moquillo

Lo bueno de esta enfermedad es que como veremos a continuación, es de las más fáciles de detectar. Sin embargo, también es una enfermedad complicada de curar, ya que una vez está dentro de ella, es complicado salir y encontrar una cura para la misma que sea 100% efectiva

Además de eso, es bastante desagradable tener al perro con moquillo, ya que lo vamos a ver triste, con pinta de tener ganas de llorar y no tener al perro contengo, algo que nos hará sentir muy triste si somos unos amantes de los animales y queremos mucho a nuestro perro.

Esta enfermedad del moquillo podría sacar de quicio a muchos, ya que mucha gente no consigue encontrar tan fácilmente una cura como querría, haciendo que estén prácticamente desesperados por curar a su mascota o mejor amigo como lo quieras llamar. Esto hará que estos pierdan toda esperanza acerca de la curación del perro, lo cual les pondrá muy tristes.

Sin embargo,no debes estar triste, ya que hoy vamos a ayudarte a que puedas curar por fin a tu perro con moquillo. De esta manera, vas a poder estar preparado para curar esta enfermedad, ya que además de a curarla te enseñaremos también a detectarla correctamente y por supuesto, a prevenir su aparición.

Instrucciones para saber si tiene Moquillo y cuidarlo 

  1. Síntomas: 
    Lo primero que vamos a aprender hoy son los síntomas del moquillo, los cuales nos servirán para detectar la enfermedad de una manera sencilla. Realmente estos síntomas son muy comunes y fáciles de ver, por lo tanto, vamos a poder detectar con cierta facilidad si nuestro perro tiene moquillo si encontramos 2 o más síntomas de los que te diré a continuación en el mismo. Realmente te voy a dar todos los síntomas del moquillo, ya que no sólo bastará con ver los más comunes, sino que hay que ver los síntomas que también se presentan en casos más graves de la enfermedad.

    1. Falta de energía:
      El primer síntoma que nos vamos a encontrar en el perro con moquillo es una evidente falta de energía. Vamos a notar como nuestro perro ya no tiene ganas de jugar, como que está sin fuerzas y cómo se pasa el día debajo de la cama o en un lugar escondido, sin querer relacionarse contigo o con el resto de personas de la casa. La razón es que la enfermedad lo está consumiendo, por lo tanto, no va a tener fuerzas para poder realizar las actividades que hace de manera normal.
    2. Fiebre alta:
      El segundo síntoma es la fiebre alta, es decir, que la temperatura corporal del perro suba de manera anormal, situándose un par de grados por encima del rango de temperatura habitual del mismo. Esta fiebre va acompañada de los síntomas clásicos de la misma, como por ejemplo tener el hocico demasiado caliente o tener jadeos continuos. La fiebre alta aparece porque el cuerpo del perro está luchando contra la enfermedad, por lo tanto, la temperatura corporal sube para poder hacerla frente con mayor eficacia.
    3. No bebe agua y no tiene ganas de comer:
      Otro síntoma muy común es la deshidratación y la desnutrición, los cuales se producen porque el perro no tiene ganas de comer ni de beber agua. Vamos a ver como el perro ha perdido el apetito completamente y ha dejado de beber agua, ya que este es uno de los síntomas de la enfermedad. Sin duda es uno de los más peligrosos, ya que realmente es muy peligroso ver cómo un animal muere de sed, algo que podría ocurrir si está tan sólo dos días sin beber agua.
    4. Mocos de color verde:
      Otro de los síntomas característicos son los mocos verdes, los cuales aparecen en los perros siempre en esta enfermedad. Estos mocos llaman mucho la atención porque son bastante llamativos, siendo mucho más grandes que los mocos que puedan tener en un catarro normal. Además les vamos a ver estornudar mucho más a menudo de lo habitual, ya que el perro tratará de expulsar los mocos, los cuales le están impidiendo realizar una correcta respiración.
      Borrador automático
    5. Diarrea y vómitos:
      Al no consumir alimentos y estar enfermo, es probable que el perro no sea capaz de hacer una buena digestión y por lo tanto, tenga diarrea y vómitos. Además todo lo que coma el perro, lo va a echar, algo que complica mucho el tratamiento de la enfermedad, siendo otro de los síntomas más peligrosos de la misma, ya que veremos también como el perro pierde gran cantidad de líquidos por culpa de la diarrea.
    6. Muchos problemas para respirar bien:
      Al tener las vías respiratorias obstruidas por los mocos, el perro no va a poder respirar correctamente. Esto es un problema, ya que además de no tener agua, no tener energía y no tener ganas de nada, también va a haber falta de oxígeno. El oxígeno es necesario para la vida y su falta podría producir consecuencias catastróficas,entre las cuales tenemos aún más falta de energía y mal humor.
    7. Lágrimas en los ojos:
      Debido a la gran irritación que causa esta enfermedad, también es común que veamos al perro con lágrimas en los ojos, una imagen que sin duda es triste y que podría conmocionar a más de uno. Estas lágrimas van acompañadas de irritación, teniendo lo que se conoce comúnmente como conjuntivitis.
    8. Piel con marcas y heridas:
      Otra de las cosas que ocurre con el moquillo, es que aparecen pequeñas erupciones en la piel que se manifiestan en forma de marcas o heridas. Por ejemplo, puede ser que aparezcan en la piel, teniendo problemas cutáneos también. Estos síntomas ya se producen en un estado avanzado de la enfermedad, los cuales ya son síntomas de malas noticias.
    9. Temblores y gestos extraños: 
      Finalmente tenemos temblores involuntarios, los cuales hacen que el perro tenga una especie de temblor y ticks que aparecen de manera repentina en el perro. De nuevo estos síntomas indican un estado en la enfermedad avanzado, por lo cual, son muy malas noticias para nuestra mascota, siendo necesario ya acudir al veterinario inmediatamente en caso de presentarse un síntoma parecido a este.
      Borrador automático
  2. Curación:
    Una vez que ya conocemos los síntomas de la enfermedad, es hora de ver cómo la podemos curar, algo que hará que podamos tratar de devolver la salud de tu perro de nuevo. Estos métodos realmente son fáciles de aplicar, ya que permiten tanto aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida del perro, como atacar la enfermedad y hacer que esta aminore y finalmente desaparezca. Vamos a tener 5 métodos que son capaces de curar a tu perro, unos métodos más efectivos que otros, pero que sin duda podrán mejorar la salud de tu perro con tan sólo aplicarlos, ya que realmente están preparados para curar una enfermedad tan grave como puede ser el moquillo. Los 5 métodos no están puestos en un orden particular, sin embargo, el método del veterinario se debe hacer en primer lugar.

    1. Hidratar y nutrir:
      Lo primero que debemos hacer para curar el moquillo es hidratar al perro y tratar de nutrirlo. Esto se debe a que como tiene falta de apetito y falta de sed, debemos vigilar muy bien que el perro no se quede sin agua y no quede desnutrido. Trata de coger alimentos que le gusten mucho, que no pueda rechazar y tratar de que lo coma todo. Da igual que lo vomite, ya que siempre se absorbe una pequeña parte de lo que se come y de lo que se bebe. En cuanto al agua, lo mejor es dársela con una jeringuilla, la cual debemos dársela a la boca hasta que pase hasta el fondo del mismo.
    2. Acudir al veterinario:
      El veterinario es el mayor facultativo para averiguar lo que le pasa a un perro. El veterinario sabrá que tipo de moquillo tiene tu perro, el grado de avance en la enfermedad que tiene y por supuesto, te indicará cómo lo puedes curar fácilmente. Lo que tienes que hacer es llevarlo al veterinario nada más te enteres que lo tiene para a continuación, aplicar todos los consejos que te ha pedido que apliques y lograr así curar la enfermedad completamente.
    3. Medicinas:
      Las medicinas pueden servir para dos cosas, en primer lugar, para aliviar los dolores que sentirá el perro por la enfermedad y en segundo lugar, para tratar de eliminar el virus que contenga la enfermedad y que esté dañando a tu perro. Aconsejo que las medicinas que le des a tu perro estén recetadas por el veterinario, es decir,que no trates de automedicarlo tu mimos para evitar males mayores.
      Borrador automático
    4. Higiene:
      La higiene del animal es crucial para asegurarse que tiene una buena salud, ya que el moquillo es de esas enfermedades que también causan que el perro esté sucio, por los mocos y la diarrea. La suciedad provoca que enfermedades oportunistas aprovechen y entren al cuerpo, por lo tanto, trata de asear al perro y que este esté completamente limpio en todo momento.
    5. Vitamina B:
      Finalmente tenemos la vitamina B, una vitamina que nos permitirá hacer que el perro recupere un poco la vitalidad y el apetito. La forma de dársela es triturando una cápsula de esta vitamina y dándosela al perro en una comida rica. De esta manera, podrás tratar la deficiencia de vitamina B que provoca el moquillo y recuperar la salud de tu perro.
  3. Prevención:
    Como siempre digo, la prevención es la mejor curación, por lo tanto, es la mejor forma de mantener alejada una enfermedad de tu perro y hacer que este nunca esté contagiado de la misma. Hay dos formas principales de prevenir el moquillo, una está en el calendario de vacunación y otra en el sentido común.

    1. Vacunarlo:
      Si hemos llevado al perro a las revisiones veterinarias, nos habrá puesto un calendario de vacunas, en el cual se nos indicarán las vacunas que debemos aplicar sobre nuestro perro. Una de ellas es el moquillo, la cual nos servirá para evitar que esta enfermedad entre en el perro.
    2. Alejarlo de otros perros con moquillo:
      El moquillo se contagia por líquidos, es decir, que si vemos a otros perros con moquillo cerca, mantén alejado a tu perro de los mismos, ya que los perros se lamen y juegan y es probable que se lo peguen unos a otros.
      Borrador automático
¿Te ha gustado?
32 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.