El perro Pug o Carlino es una raza canina de origen chino, de tamaño es pequeño, se caracteriza por que su constitución es musculosa, mandíbulas cortas, cabeza grande y hocico corto. Son muy buenos defensores y guardianes de su territorio.

Su nombre viene de Molosia, antigua región de Epiro, situada en Grecia.

Desde sus orígenes a estos animales se les considera una raza de lujo, acompañaba siempre a los aristócratas.
Perro Pug o Carlino: Cómo cuidar un Perro Pug o Carlino

Esta raza de perros son animales que bien entrenados y socializados, no son nada agresivos, lógicamente pueden morder, como cualquier otro perro pero si no han recibido mal trato no es lo común. Una característica fundamental de ellos es que no sienten miedo a la hora de atacar a otros perros de tamaño mayor al suyo.

Se muestran ante el ser humano con un carácter juguetón, alegre, vivaz, cariñoso etc. y buscan la interacción, este carácter es muy propio de los primeros años de vida, después cambia y prefieren la tranquilidad. Como todo perro defensor, si se encuentran ante un extraño son recelosos y anuncian a su dueño de la presencia de un desconocido.
Perro Pug o Carlino: Cómo cuidar un Perro Pug o Carlino

De su inteligencia, los perros pug podemos decir que son animales muy tozudos, normalmente no obedecen a las ordenes de su dueño, si no que cumplen las órdenes cuando ellos quieren. En ocasiones, suelen hacerse los sordos para no atender a la llamada de su dueño sobre todo, cuando se encuentran entretenidos con sus ocupaciones.

Una peculiaridad del perro pug es que su ladrido es demasiado grave teniendo en cuenta que su tamaño es pequeño.

Es un perro excesivamente limpio, casi no tiene olor a perruno, es muy recomendable para niños, personas mayores o personas discapacitadas.

Su media de vida oscila entre los 12 y 15 años, esto significa que la esperanza de vida de estos animales está en consonancia con su tamaño, como norma general, los perros de raza pequeña viven más tiempo que los de raza grande.

PROBLEMAS DE SALUD DE UN PERRO PUG o Carlino

Estos animales pueden padecer catarros con mucha facilidad, no es conveniente que vivan en climas ni muy fríos ni muy cálidos.

  • Son propensos a las alergias.
  • Pueden tener problemas respiratorios crónicos.
  • Roncan.
  • Pueden a parecer tumores mastocitos. Esto es, masas cancerosas que aparecen principalmente en la piel, aunque pueden aparecer en cualquier otra parte del cuerpo.
  • Uno de los problemas más graves de salud de estos animales es una enfermedad de origen desconocido denominada “posible encefalitis”. La definimos como la inflamación del cerebro y que normalmente ataca a los perros de 2 ó 3 años de edad.
  • En los partos, esta raza también suelen dar problemas debido a que al tener la cabeza grande los cachorros hay que practicar la cesárea.
  • Sus ojos producen demasiadas lágrimas. Existe la posibilidad de que sufran inflamación de la cornea o ulceras en esta.
  • Otro de los inconvenientes que presenta este animal es que les gusta comer en exceso, con lo cual, si se sobrealimentan, en un corto espacio de tiempo se convertirán en obesos y su vida se acortaría.
    Perro Pug o Carlino: Cómo cuidar un Perro Pug o Carlino

CUIDADOS

Como hemos dicho anteriormente, el perro pug no puede vivir es sitios donde las temperaturas sean extremas, es decir, ni mucho frió, ni mucho calor. Con lo cual, no es necesario que nuestra vivienda tenga un patio.

Para ellos el ejercicio es muy importante, si realizan ejercicio regularmente gozaran de buena salud, claro está, que hay que controlarlo, sobre todo cuando empiece a respirar con dificultad. Estos animales necesitan al menos un paseo diario, siempre teniendo en cuenta que no ser excesivo, es decir, que el animal sude y se quede frio. Recordemos que son propensos a los catarros.

Su pelaje es fácil de mantener en condiciones óptimas, su capa es de pelo corto y liso, con lo cual, con un cepillado diario es suficiente. Eso si, debemos tener en cuenta que en la época en la que se les cae el pelo habrá que hacerles un cepillado más exhaustivo y con mayor frecuencia, para ello, usaremos un cepillo de cerdas duras. Como hemos dicho anteriormente, el olor a perruno de este animal no es fuerte con lo cual, el baño lo realizaremos cuando realmente lo necesite, como norma general, es conveniente hacerlo cada 6 u 8 meses, recordemos que es propenso a tener problemas en la piel. Para evitar este tipo de problemas, utilizaremos un champú seco y después del baño, debemos secarle bien el pelo para que no pase frío.
Perro Pug o Carlino: Cómo cuidar un Perro Pug o Carlino

Es muy necesario limpiarle los pliegues que tiene en la cara regularmente para evitar la acumulación de suciedad en estos, sobre todo, en la época en la que está cambiando el pelo.

Normalmente la limpieza de los dientes suele hacerse de manera natural, dando a nuestro perro la alimentación correcta en cada etapa de su vida pero además les ayudaremos dándoles huesos porosos y otros juguetes comestibles para ayudarles en el cuidado de su boca.

 

 

¿Te ha gustado?
28 usuarios han opinado y a un 96,43% le ha gustado.