Aunque no lo creas, tú puedes tener perros y gatos en la misma casa, pueden convivir en armonía, tranquilidad y respeto. Pero dependiendo de tu situación, conseguir esta armonía podría ser un poco laborioso. Sin embargo, aquí te enseñaremos como tener perros y gatos en la misma casa.

Antes de introducirnos a la enseñanza educativa de nuestras mascotas, tenemos que comprender que sus conductas, muchas veces están más influenciadas y dictaminadas por sus instintos, y por sus antepasados durante el desarrollo y transcurso de su vida.

Es decir, si nuestro perro tiene un antecedente de agresividad e intolerancia incluso con otros perros, será muy difícil conseguir que este conviva con nuestro gato. No es concretamente imposible, pero sí es más difícil conseguir este tipo de convivencia.

En este tipo de casos, antes de tratar de hacer que nuestro perro conviva con el gato, tenemos que trabajar en la conducta de nuestro perro en general para aliviar, controlar y erradicar esas emociones negativas.

Algo muy similar pasa con los gatos, aunque éstos se adaptan más fácilmente a nuevas mascotas, aunque sean de otras especies animales. Ahora que han quedado claros estos puntos, te invito a leer las instrucciones que verás a continuación.

¿Que necesitas para tener perros y gatos en la misma casa?

  • Perro
  • Gato
  • Comida
  • Agua
  • Juguetes
  • Toalla
  • Habitaciones

Instrucciones para tener perros y gatos en la misma casa

  1. Entiende las diferencias de edad y lo que esto implica dentro de la convivencia animal. En el caso de los gatos y perros jóvenes, cuando la convivencia empieza desde la infancia, es mucho más fácil que se adapten el uno al otro sin problema y sin hacer esfuerzo en que se lleven bien. Incluso es posible que dentro de su convivencia se consideren como parte de la manada. Pero en el caso de los animales adultos o cuando haya la diferencia de edad notoria entre uno y otro, la convivencia puede ser más difícil y tendremos que trabajar más en conseguir armonía entre ambos.Cómo tener perros y gatos en la misma casa
  2. Es muy importante que la mascota nueva, ya sea un gato o un perro, cuente con un espacio personal seguro donde nadie le haga daño, ni perros, ni otros gatos, ni mucho menos humanos, nadie. En este lugar debe contar con agua, comida y un lugar cómodo para dormir.Cómo tener perros y gatos en la misma casa
  3. Vamos a unirlos por el olfato. Antes de siquiera pensar en juntar a nuestras dos mascotas en la misma habitación, tenemos que hacer que se conozcan sutilmente. Para esto, utilizaremos como herramienta el olfato. Los animales relacionan el olfato con diferentes tipos de estímulos. Los estímulos que queremos crear son estímulos positivos. Para conseguir esto, les daremos de comer a nuestras mascotas, cada una por separado, en habitaciones juntas, preferentemente, comerán frente a las puertas.Cómo tener perros y gatos en la misma casa
  4. Esto lo hacemos para que nuestras mascotas relacionen el olor el uno del otro con algo positivo como lo es la hora de comer. Haremos esto durante algunas semanas. Si notas a tu perro inquieto durante estos momentos, trata de tranquilizarlo y prémiale por su buena conducta. Así comprenderá que ese individuo al otro lado de la puerta no es una amenaza para él, y relacionará su olor con algo positivo.Cómo tener perros y gatos en la misma casa
  5. Seguiremos utilizando el olfato como herramienta estratégica para acercar a nuestras mascotas y que se acostumbren a su presencia. Acariciaremos a nuestras mascotas con una toalla limpia. Usaremos esta toalla para acariciar a ambos animales. De esta manera nuestras mascotas podrán olerse el uno al otro indirectamente, y relacionarán este aroma con algo positivo, que en este caso son las caricias.Cómo tener perros y gatos en la misma casa
  6. Cuando haya pasado aproximadamente un mes de la llegada de nuestra nueva mascota a la casa, llevaremos al individuo que ya vivía en la casa, a la habitación de nuestra mascota nueva. Pero, esto lo haremos sin que nuestras mascotas encuentren juntas allí para evitar que se sientan amenazadas o haya tención. En esta habitación donde solíamos tener a nuestra mascota nueva, le daremos de comer a nuestra otra mascota a quien tratamos de acostumbrar al nuevo miembro de la familia.Cómo tener perros y gatos en la misma casa
  7. De esta manera a relacionará ese lugar y esa presencia con algo positivo como lo hemos mencionado anteriormente. A partir de estos momentos trataremos de darle de comer a nuestra mascota en este lugar, pero siempre evitaremos la presencia de nuestra nueva mascota mientras nuestra mascota antigua come aquí. Una vez que éste termine de comer, ya podemos regresar a nuestra mascota nueva a su lugar. Cuando nuestra otra mascota ya no esté allí, aun así su olor permanecerá, haciendo que nuestra nueva mascota se acostumbre al anterior. Es ideal darle de comer a nuestra nueva mascota aquí, una vez que la anterior ya no esté presente.
  8. Podemos hacer esto por un par de semanas. Si tú consideras que tus mascotas no están reaccionando negativamente a la presencia parcial el uno del otro, podremos adelantar sus encuentros. Aproximadamente a los dos meses de entrenamiento sutil olfativo, cuando las reacciones son positivas, ya podemos hacer que nuestras mascotas se conozcan en un mismo lugar, pero eso se hace con mucho cuidado.Cómo tener perros y gatos en la misma casa
  9. En una habitación grande, estaremos con nuestras dos mascotas sin obligarlas a estar juntas. Pídele a un amigo tuyo o familiar que mime a tu gato, el cual debe estar al otro lado de la habitación bastante lejos del perro, el cual debe llevar una correa en el cuello para no correr o molestar al gato. Mientras tanto, tú puedes mimar a tu perro, procurando evitar que ladre, pues podría poner incómodo al gato. Si los dos continúan con una conducta favorable, debes premiarlos, pero en caso de que la conducta sea negativa, debes distraerlos y buscar que se tranquilicen. También pueden intercambiar papeles y puedes mimar a tu gato mientras tu amigo mima a tu perro.Cómo tener perros y gatos en la misma casa
  10. No debes utilizar la agresividad o regañarlos en estos momentos, porque podrían considerar la presencia del otro individuo como algo negativo. Queremos evitar que nuestras mascotas se relacionen el uno al otro con algo negativo, por ello una vez que nuestros animales estén tranquilos y con una conducta neutral o positiva, vamos a premiarlos. Haremos esto por aproximadamente dos semanas, pueden ser más si consideras que es necesario.
  11. Cómo tener perros y gatos en la misma casa

Consejos para tener perros y gatos en la misma casa

  • No te dejes llevar por el mito que dice que los gatos y los perros no pueden convivir o son enemigos naturales. Esta es una mentira promovida por los medios de comunicación y generalmente por el cine con un fin lucrativo. En la vida real los animales domésticos como los son los gatos y los perros, pueden convivir en perfecta armonía.
  • Incluso cuando hablamos de conejos y gatos, hurones, cuyos, o hasta canarios, cuando le enseñamos a nuestras mascotas a valorar y a respetar a otros individuos, incluso sus instintos pueden ser controlados.
  • Tómate todo el tiempo que necesites. Hacer que un gato y un perro (sobre todo de edad avanzada) convivan, juntos puede ser un poco difícil. Pero con tiempo esfuerzo y dedicación podemos conseguir que se respeten y convivan armoniosamente.
¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.