Contenido del Artículo

Los peces de agua caliente o templada son, sobre todo, muy atractivos. Muy vistosos, muy bonitos y se pueden tener en casa en los acuarios. Siempre lucirán por su colorido tan vistoso.

Los peces ángel o también popularmente conocidos como peces escalar (son realmente lo mismo), son peces de un fácil mantenimiento para tenerlos en las peceras, viven bastantes años si se cuidan y alimentan bien y son muy bonitos.

Instrucciones

  1. Son peces de agua a una temperatura adecuada. Son peces de agua caliente por tanto vigila el termómetro.
  2. La temperatura del agua no debería bajar en ningún caso de los 23 grados centígrados. Preguntar siempre en la tienda cuando compréis los peces.
  3. Los peces angel están en mares cálidos y en los ríos, se encuentran en la zona de América del Sur.
  4. Los peces angel son de la familia de los cíclidos.
  5. Son peces que viven bastantes años con unos buenos cuidados. Pueden vivir entre siete y nueve años.
  6. Las medidas de estos peces no son pequeñas… hay que tener en cuenta que rondan los quince centímetros (más o menos) y entre los machos y las hembras, la diferencia tampoco es destacable.
  7. A la hora de la alimentación, debes saber que no debes darles mucha comida. Ojo con esto. Cuidado con sobrepasarse y echarles demasiada cantidad.
  8. Adminístrales las raciones y hazlo dos veces al día. Comen la comida seca que venden en las tiendas de animales, para peces. Como premios, capricho y demás, puedes darles de comer los gusanos de sangre (cualquier duda, preguntar al vendedor o en la tienda).
  9. Las hembras, son las que se encargan de esconder sus huevos y dejarlos en rincones camuflados, para que no se los coman otros peces. Lo que suelen hacer, es dejar sus huevos entre las rocas o entre las plantas, y como particularidad, los huevos de esta especie son un poco pegajosos, así que se “pegan” solos.
  10. Pueden llegar a colocar muchísimos huevos. Mínimo ciento y pico y máximo hasta cuatrocientos huevos.

Que Necesitas

  • Comprar una pecera/acuario que sea entre mediano y grande o muy grande si se tiene la oportunidad. Son peces que necesitan espacio y son grandes.
  • Siempre preguntar al vendedor cuando se compre en la tienda, de los litros de agua que debería tener el acuario para que puedan vivir perfectamente estos peces y no terminen muriendo por falta de espacio, pobre calidad de vida, oxigeno…
  • Los litros mínimos que debería tener la pecera son como poco de 55 litros de agua. ¿Cómo se puede calcular la cantidad de litros de agua para que vivan bien? Ten cuidado del tamaño del acuario y la cantidad de estos peces que vayas a tener. Si vas a comprar más de uno, deberás doblar la cantidad de agua.
  • Deberás tener un perfecto o muy buen estado del filtro de la pecera. Es importantísimo. Si el filtro es muy potente puede causar daños a esta especia de peces hay que regular el filtro (Preguntar siempre al vendedor de la tienda). De igual modo, vigilen la calidad del agua.
  • El agua debe estar en todo momento limpia. Seguramente, como ocurre con otras especies que también necesitan los mismos cuidados, se deberá cambiar un volumen del agua de la pecera. Se vacía un poco y se vuelve a rellenar con agua nueva y limpia. Esto debería hacerse si todo va bien, cada quince días.
  • Evita que se puedan generar bacterias, moho, suciedad en la parte inferior del acuario… o bien limpia a fondo cada mes el acuario u opta por comprar peces que ayuden a limpiar el fondo, las paredes del acuario, se coman los restos de alimentos que quedan esparcidos por el agua… y diferentes aparatos que ayudan a limpiar los cristales por la parte interior y exterior.
  • En general, son peces fáciles de cuidar.

Consejos

Son peces dóciles, es decir, cuidado con las compañías que les metes en la pecera…porque no acabarán bien. Si quieres evitar males mayores, siempre, pregúntales en la tienda, los peces que vas o quieres colocar juntos. Porque no todos puedes vivir juntos.

En concreto, estos pobrecitos, no son agresivos, todo lo contrario, más bien. Son peces muy pacíficos, muy tranquilos… por tanto, para que no hayan problemas, deberías intentar que los otros peces sean iguales de pacíficos. Por ejemplo, los peces gato, serían muy buenos compañeros de los peces angel. Son peces pacíficos, pero cuidado, también pueden volverse súper agresivos y atacar a otros peces. Por eso, es mejor que sean peces del mismo tipo y no se sientan atacados ni les molesten.

Los cuidados que necesitan estos peces no son relativamente difíciles. Solamente bastará, con ganas y paciencia. Los peces, aunque requieren pocos cuidados, son seres vivos y necesitan ser alimentados y cuidados. Si les vais a regalar peces a los pequeños de la casa, hay que tener en cuenta que deben tener sus obligaciones con el pez y ser responsables.

Para cuidarlos correctamente solamente bastará tener una rutina horaria (dos veces al día por la mañana y por la noche), controlar la limpieza del filtro y regularlo y el agua hay que limpiarla adecuadamente.

En cuanto al modo en que se reproducen estos peces, son las hembras, las que eligen a sus machos.

En el caso de esta familia de peces, lo que hacen es fijarse en los machos que les resulten más agresivos. Eso les llama la atención. Básicamente, piensan lo mismo que hacen otras especies de animales. Se creen que, si son muy agresivos, tendrán más éxito para fecundar y si son más tranquilos, tendrán menos.

Aunque pueden ser simples creencias, lo cierto es, que muchos entendidos en estos temas si han comprobado que es cierto o por lo menos, los machos que han sido más agresivos, a la hora de cuidar a los huevos, han hecho que sobrevivido muchos más de lo que lo han conseguido los machos más tranquilos y despreocupados.

Las hembras, son las que se encargan de esconder sus huevos y dejarlos en rincones camuflados, para que no se los coman otros peces. Lo que suelen hacer, es dejar sus huevos entre las rocas o entre las plantas, y como particularidad, los huevos de esta especie son un poco pegajosos, así que se “pegan” solos. Pueden llegar a colocar muchísimos huevos. Mínimo ciento y pico y máximo hasta cuatrocientos huevos.

Los peces angel, también pueden ser de agua salada (no solamente de agua dulce) y en estos casos, a la hora de colocarlos dentro de una pecera, habrá que tener cuidado para que no sufran y se mueran. Siempre para sacarlos del acuario habrá que hacerlo con cuidado, metiéndolos en una bolsa de plástico que previamente, meteremos en el agua para que el pez se meta dentro. Porque si lo intentamos coger con una red o las típicas palas de red/bolsa se engancharán con ella. Porque tienen muchas espinas por su cuerpo.

Cuando viven en el mar, están siempre por las zonas de los arrecifes. Por tanto, están en zonas tropicales como el Pacífico, el índico… los peces de agua salada son un poco más pequeños de tamaño y por lo general, no suelen estar en las profundidades.

Hay muchas subespecies de los peces angel. Por ejemplo: el pez angel emperador, angel reina, angel llama, angel de agua salada y los de agua dulce.

Los que suelen llamar más la atención son los famosos peces emperador. Que son los de colores azules, azul cielo muy intenso, amarillo… suelen tenerlos en los acuarios con peces exóticos del mismo tipo y realmente son una autentica maravilla. Quienes hayan podido verlos en el mar, libremente, haciendo esnórquel habrán visto lo preciosos que son. Y el otro sería el angel reina. También son completamente amarillos, pero parece que lleva todo el relieve del cuerpo bordeado en un intenso azul y la zona de la cabeza y los ojos como perfilados en el mismo color. Realmente, resultan muy llamativos.

Coloca siempre zonas que imiten arrecifes con piedras de coral y zonas rocosas para que puedan dejar sus huevos y poder hacer crías, en el caso que quieras hacerlo. Pero también les vendrá muy bien para que puedan esconderse, aislarse cuando quieran… Siempre cómpralas en las tiendas de animales, que son piedras de calidad. No lo hagas para economizar y ahorrarte un dinero en tiendas de imitación o de baja calidad, porque desprenden muchas sustancias tóxicas para los peces y al final, puedes intoxicar el agua, enfermar a los peces, provocarles enfermedades que se propaguen hongos…

Con las plantas, más de lo mismo… en el caso de que decidas incluirlas, opta por las que más te gusten o convengan. Pregúntales a los expertos para que te recomienden si es mejor las plantas artificiales o bien las naturales. Eso sí, siempre con cuidado y que las plantas no sean propensas a proliferar caracoles, bichos, hongos… pregúntalo porque hay muchos peces que no se llevan bien con algunas plantas y además, pueden causarte a la larga, más problemas que ventajas.

Con estos consejillos, simplemente, disfruta de estos preciosos peces porque son un auténtico espectáculo y de noche, con la simple iluminación de la pecera y los colores tan llamativos de los peces, es una auténtica pasada.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.