Contenido del Artículo

Los peces llamados popularmente Peces Gato, no se llaman así realmente. De hecho, son muy populares debido a sus grandes bigotes, de ahí, que se les reconozca con este sobrenombre.

Realmente, los peces gato, son de la orden Siluriformes.

Por tanto, se les llaman realmente: bagares, siluros o como son más conocidos popularmente: peces gato.

Vamos a intentar desde doncomos.com aportar algunos datos técnicos, características, datos más curiosos e interesantes para conocer un poco más y mejor a este tipo de peces de agua fría.

Instrucciones

  1. Reproducción. Hablando de su reproducción en estado salvaje, son ovíparos. Los padres cuidan de los huevos y hay grupos que transportan y oxigenan los huevos a través de la boca o en partes de sus cuerpos (como la zona abdominal por decir uno). Los peces gato desovan en épocas de verano. Los machos preparan entre las piedras o debajo de maderas o lo que tengan como manto, el lecho. Atraen a las hembras hacia allí para que dejen sus huevos.
  2. Procedencia: son originarios de Norteamérica. En cuanto a la cantidad de esta especie ya se contabilizan más de dos mil especies (aunque es difícil poder calcularlo con exactitud). Están repartidos por todo el mundo, salvo como excepción, en la Antártida.
  3. Cuerpo/Cómo son. Las especies hablando de los Siluriformes (los rasgos más característicos), los tentáculos en la boca (barbillones filamentosos es como se les llama) y de ahí, su característica para denominarles como peces gato. Respecto a sus características físicas: tienen el cuerpo con espinas punzantes y retractiles, en la parte anterior de la aleta dorsal y pectorales. Con ello, lo que hacen es defenderse de sus depredadores y en algunos casos (según algunas especies concretas) contienen también, unas glándulas en las espinas que son venenosas. No todas las especies de peces gatos contienen espinas. Con los años y su evolución, las han ido perdiendo en algunas de sus especies.
  4. Barbillones filamentados: siempre están en los laterales de la boca o bien en la parte inferior de la boca (en algunos casos pueden observarse también en la zona de las fosas nasales). ¿Para qué sirven estos filamentos? Es su órgano sensorial. A través de ellos, pueden reconocer fácilmente el alimento y alimentarse.
  5. Su alimentación: la alimentación es bastante variada… dependiendo del tipo de especie concreta (grupo al que pertenezca) y su hábitat, su alimentación varia. Por una parte, hay una especie donde son prácticamente peces herbívoros. Hay otra, que prefieren alimentarse de pequeños invertebrados, los que sólo comen peces y también los que se alimentan de zooplacton.
  6. Entorno. Estos peces prefieren estar la mayor parte de su tiempo en el fondo del agua, preferiblemente son de hábitos y costumbres nocturnas. Hay una especie que hace todo lo contrario. La especie Locárido (las más conocidas son las Corydoras). Prefieren las costumbres diurnas. Su vida es de día, al contrario de las otras especies.
  7. Peces gato en una pecera: si los incluyes en tu acuario, que sepas, que ayudan a eliminar bacterias y mantener el agua limpia.
  8. Curiosidades: Tienen la piel dura, no tienen escamas y dependiendo del tipo de especie, tienen unas placas dérmicas a modo de coraza. Según la evolución de capa especie…
  9. Son peces serenos y tranquilos.
  10. Cuando compres peces gato, seguramente te recomendarán, que compres también peces neón.

Que Necesitas

En caso de querer incluir peces gato deberás saber qué necesitas, qué cuidados requieren, cómo cuidarlos y cómo nacen los peces.

¿Por qué incluir un pez gato en una pecera? Porque son los peces ideales para poder limpiar el fondo del acuario.

En las tiendas de animales, cuando vayas a comprarlos, verás que estarán catalogados como limpia fondos o bien, te los recomendarán. Lo que hacen estos peces es, alimentarse comiendo el resto de alimentos de otros peces que han ido cayendo al suelo. Por tanto, limpian el agua y el fondo de la pecera.

Como hay multitud de especies de peces gato, a quien le guste y quiera adquirirlos para su acuario, no tendrá problemas. Simplemente, necesita saber qué necesidades tienen cada uno y cuales, buscas tu. Intentaremos por nuestra parte, daros algunas pautas y describiros sólo algunas de ellas. En cualquier caso, siempre pida consejo en la tienda y que le asesoren allí, insitu.

Lo primero que deberá tener en cuenta son las medidas de su pecera. Eso es básico. Si usted tiene una pecera más bien pequeña, los más recomendables son los calíctidos.

Estos son los más indicados ya que son pequeños y no suelen crecer mucho. Son peces muy activos y suelen hacer vida en el fondo de la pecera la mayor parte del tiempo.

Los más comunes o los más utilizados en los acuarios, son los del género Corydoras. Tal vez se les conozca más comúnmente como los peces limpiafondos. Se adaptan con facilidad a su entorno, el mantenimiento es fácil y sencillo y están activos generalmente, todo el día.

Otra especie que están muy indicados también, pero en casos de acuarios de gran tamaño, son los plecos (Plecostomus). Son de agua dulce, son peces bonitos y llamativos. Se llevan bien con otras especies dentro del acuario.

Los que se parecen a los tiburones (muy admirados y llamativos) son de la familia Pangasiidae. El más común, el tiburón pangasio o bien el tiburón malayo. Siempre, repetimos, con acuarios grandes. Estos peces crecen y necesitan poder moverse y tener un amplio espacio.

Otra especie muy llamativa que recuerda a las abejas por sus coloridas rayas, en color negro y naranja, son de la familia Pseudopimelodidae.

El pez gato con la cola roja es muy bonito, llamativo y codiciado para quienes tienen un acuario.

Los peces gato pueden incluso llegar a comer alimentos cotidianos. Algunos ejemplos sin ir más lejos: los guisantes, judías y el calabacín (todo ello verduras). Pueden alimentarse también de otros insectos. Tales como las larvas de mosquitos, caracoles e incluso, pueden comer trocitos de madera.

¿Cómo incluirles esto a su dieta? Si quieres hacer tu propia cría en casa… Siempre preguntar en la tienda donde los compres, allí te darán las pautas perfectas. Pero aun así, a moso modo, diremos que se les puede dar durante los primeros días de los peces (cinco días por ejemplo) una hoja de lechuga. Cuando crezcan y ya sepan nadar y moverse de manera distendida, se les podrá dar entonces para comer camarones y gusanos.

Cuando hayan crecido y durante seis meses más o menos, se le pueden ir añadiendo más alimentos. Insectos, renacuajos, sanguijuelas, crustáceos, etc.

Consejos

  • Los peces gato pueden llegar a salir del agua. Sólo realizan distancias cortas, pero pueden salir del agua y tocar tierra firme sin problemas.
  • La especie por ejemplo, Demersal, puede llegar a moverse a hundirse solamente a un metro de profundidad.
  • Siempre prefieren las aguas que sean tropicales y dulces. Pero pueden sobrevivir también en aguas salobre.
  • La especie de pez gato (clarias batrachus) habita a escasa profundidad, preferiblemente en las zonas pantanosas, charcas, ríos, arrozales, etc. Casi siempre donde hayan aguas estancadas con fango.
  • Es una especie Potamodro. Es decir, si se da el caso, hacen migraciones para cambiar al agua dulce.
  • Los peces gato pueden parasitar a otros peces. Lo hacen por lepidofagia (comen peces con escamas) y por hematofagia.

¿Te ha gustado?
8 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.