Por qué mi perro vomita bilis

Contenido del Artículo

Las mascotas son parte importante de la vida de los seres humanos, al punto de ser consideradas miembros de la familia. Por ello cuando se presenta una situación desagradable en la vida de todo amo de perro en la cual uno se pregunta Por qué mi perro vomita bilis. Pues bien, cuando tu perro vomita bilis es normal angustiarse y no saber qué hacer.

Es significativo saber todos los detalles sobre este tipo de malestar, desde causas hasta cómo debes afrontarlos. Hay muchos detalles al respecto por lo que hay que estar muy bien preparado desde el momento que llega el animal a casa, en caso de que se presente ese malestar.

En lo que se refiere a vomitar la también suele identificarse como la expulsión de una sustancia de color amarillo por parte del animal, también ocurre en humanos. La mayoría de las personas tienden a identificar esta situación de esta manera. Pero, en realidad no es un simple líquido, sino parte del fluido digestivo que es producido por el hígado del perro y almacenado en la vesícula biliar. Su trabajo es ayudar a digerir los alimentos, por lo que es un elemento de gran importancia.

En los perros es más común de lo que se cree que se presente este tipo de vómito. Por ello hay saber manejarlo, sin preocuparte demasiado. Asimismo es completamente relevante conocer las razones por las que ocurre su expulsión y algunos consejos que puedan ser de utilidad.

Que Necesitas

por-que-mi-perro-vomita-bilis3

  • Conocer a tu perro
  • Estar atento a su alimentación
  • Buena alimentación para tu mascota
  • Atención a su comportamiento
  • Cuidado con los objetos pequeños
  • Veterinario de tu confianza

Instrucciones

  1. El primer paso es conocer con exactitud por qué tu perro vomita bilis. Esto se presenta por diferentes motivos, no hay una única causa. Inicialmente ocurre cuando el perro lleva muchas horas sin comer y luego ingiere una cantidad considerable de alimentos. Por esta razón es muy importante respetar las horas en las que se les sirve la comida, teniendo presente que en todos los perros las cantidades y frecuencia varían según su tamaño o peso.
  2. Otra de las razones del vómito es la ingesta de una gran cantidad de grasas. En este caso el respeto a su dieta es esencial para que no vuelva a ocurrir esta situación. Hay que prestar atención al contenido nutricional de la comida para perros, de esta forma se evita que algo les caiga mal. Si le das comida preparada por ti, debe ser con ingredientes bien medidos y evitar solo darles sobras, porque les hace daño.
  3. Si tu mascota tiene un amplio jardín o ha salido recientemente puede que haya ingerido pasto y por ello vomita bilis. Los perros tienen la costumbre de engullir algunas plantas bajo ciertas situaciones, pero no siempre les caen bien. Por ello es de gran importancia que estés atento para que esto no ocurra y evitar que pase por un malestar de este tipo.
  4. Por otro lado también hay que prestar mucha atención, ya que vomitar bilis podría ser una señal de una enfermedad en el perro. Todas ellas a nivel del sistema digestivo y que pueden empeorar con el paso del tiempo.
  5. Un ejemplo de enfermedades más graves son las úlceras, la inflamación a nivel del estómago o hinchazón en el intestino. Por lo que, sí es una situación muy frecuente, hay que consultar con el veterinario.
  6. Por otro lado en los casos más extremos también puede ser señal de cáncer o pancreatitis, lo que exige una estricta supervisión y tratamiento preciso.
  7. Las alergias también forman parte de las razones por la que tu perro vomita bilis. En estos casos nuevamente hay que estar atento a lo que está ingiriendo y determinar qué es lo que podría estarle haciendo daño. De esta forma se elimina de su dieta y se solventa la situación rápidamente.
  8. Hay objetos pequeños que los perros podrían tragarse y que por ello generen este malestar. Un ejemplo son las pelotas, monedas, ropa vieja, entre otros. Lo que les puede generar una mala digestión y que como consecuencia acumulen excesiva bilis para posteriormente vomitarla.
  9. Aunque no lo creas, los perros también sufren de estrés y algunos lo manifiestan de esta forma tan particular. La ansiedad y los nervios hacen que ellos coman más rápido, ocasionando una mala digestión. Precisamente en estos casos esto trae como consecuencia el vómito amarillo.
  10. Otras de las causas del vómito de la bilis son los parásitos. Estos microorganismos atacan los intestinos al punto de que se genere una gran cantidad de líquido biliar. Esto les genera acidez, diarrea o precisamente la expulsión del líquido amarillento.
  11. De igual manera pueden presentarse enfermedades hepáticas que generen la sobre producción de bilis. Asimismo también ocurrirá que haya una expulsión del líquido del organismo en consecuencia.
  12. Vigila que tu perro no tenga moquillo.

por-que-mi-perro-vomita-bilis

Como ves hay muchos factores que intervienen en este tipo de casos en los que tu perro vomita bilis. Por ello es esencial que conozcas a tu mascota, cuides el ambiente donde vive, controles su alimentación y si hay algún cambio en su comportamiento se lo hagas saber a su veterinario. De esta forma se mantendrá a salvo y podrás estar seguro de que su bienestar está en buenas manos.

Es importante que cuando tu perro vomite bilis observes el aspecto de lo que ha expulsado. Su color exacto, textura y la los elementos que puedan haber en él. Todos estos detalles sirven para que el veterinario evalúe la situación y de un diagnóstico preciso de lo ocurrido. Incluso si puedes tomar una muestra también es de gran ayuda.

No tenga miedo cuando tu perro vomita bilis, procura solventar la situación en el menor tiempo posible. Esta es la mayor garantía de que pueda conservar su salud y siga acompañando durante mucho tiempo.

Consejos

Es muy importante que siempre estés atento al comportamiento de tu mascota en todo momento. Este consejo es clave para prevenir problemas mayores relacionados con la bilis o con otros padecimientos más graves. Igualmente es fundamental que se le dé la mejor calidad de vida posible y esto incluye aspectos como la alimentación o cuidados en general.

Las mascotas también necesitan rutinas y el organismo de los perros se acostumbrara a ellas. Por ello es clave que respetes sus horas de comer, pasear, jugar o simplemente de dormir. De esta forma evitarás que tu perro vomite bilis por estrés, una mala dieta o por ingerir algo que no le corresponda.

Como último consejo te recomendamos que vayas al veterinario periódicamente, así no haya ningún problema. Mantener un control de la salud de tu perro es lo que te permitirá asegurar su bienestar. Igualmente es importante que antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento lo consultes previamente, de esta forma no se correrá ningún tipo de riesgos.

Cuando tu perro vomita no es una señal automática de que existe una emergencia o una enfermedad de gran magnitud. A pesar de ello es de gran importancia que tengas mucho cuidado y que si se repite esta situación busques la ayuda pertinente. Recuerda que es tu mascota, tu responsabilidad, por lo que depende de ti que se conserve su bienestar. Así que no te alteres y más bien preocúpate por conocer todos los detalles sobre el organismo de tu fiel amigo.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.