¿Te han regalado una rana o has recogido una de tu jardín? Ahora te das cuenta que no sabes cómo alimentar o los cuidados que debes tener una mascota de esta especie y aunque te gusta mucho, debes aprender qué comen las ranas para que no tengas ningún contratiempo.

Las ranas son animales anfibios carnívoros ya que se alimentan de otros animalitos. Si quieres cuidar bien tu mascota lo primero es aprender qué comen las ranas. Su cuerpo es más bien pequeño, salvo las adultas que pueden llegar a ser corpulentas. No tienen cola, lo que hace que sean clasificados como animales del orden de Anura (sin cola).

Este artículo donde te explicamos cómo diferenciar las ranas de los sapos también te interesará

Cómo son las ranas

Además de verse regordetas y con cuerpo robusto, las ranas se caracterizan por tener ojos grandes y prominentes. Son animales que viven tanto en el agua dulce como en la tierra, por lo que es importante a la hora de sus cuidados proveerles de un hábitat natural dual con agua y suelo seco acorde al hábitat que ellas encuentran en la naturaleza y una buena alimentación.

Que Necesitas

  • Preparados específicos para alimentar ranas.
  • Mosquitos y moscas.
  • Cucarachas, escarabajos, grillos y arañas.
  • Hormigas, avispas y abejas.
  • Sapos pequeños y renacuajos.
  • Peces diminutos e incluso huevos de otras ranas.
  • Complemento a base de vitaminas.
  • Alimentarlas de 2 a 3 veces al día.
  • Darles Algas al ser renacuajos.
  • Lechuga, espinaca o piel de patata.
  • Comida para peces.
  • Larvas de mosquito, lombriz de tierra entre otros.

Instrucciones

  1. Las ranas comen cualquier insecto que vuele o que se arrastre y debes estar pendiente de buscarle algunos de vez en cuando para complementar su alimentación y así mantenerlas en buen estado de salud.
  2. La alimentación varía entre una y otra, ya que algunas pueden comer dos o tres veces por semana y otras llegan a alimentarse dos o tres veces al día por lo que debes estar atento también a las veces que se alimentan y en qué momento dárselo.
  3. Tienes que tener en cuenta que cuando son bebés hay que darles comidas ligeras que puedan digerir bien y que su sistema digestivo trabaje de manera normal por lo que hay que darles la ración necesaria y no atiborrarlas de alimento.
  4. Estar pendiente de darle los suplementos vitamínicos necesarios cuando son pequeñas y al crecer, ya que un conocimiento profundo sobre las ranas nos llevará a conocer los nutrientes que necesitan y asegurar que tenga los esenciales para su crecimiento y larga vida.
  5. En muchas tiendas especializadas podrás encontrar alimentos especiales para ranas tales como larvas de mosquito, gusanos, peces, entre otros que deberás colocar en el hábitat que has dispuesto para tu rana y esperar que se alimente.
  6. La comida de una rana en el acuario debe desaparecer de manera rápida si de casualidad, notas que aún hay comida en el terrario quiere decir que estás exagerando mucho en darle de comer por lo que debes reducir la cantidad e incluso esperar un par de días por si acaso tu rana está empachada. No querrás una rana obesa!
  7. Las ranas tienen la particularidad de no poseer dientes, por lo que dentro de sus hábitos alimenticios está el de no masticar cualquier presa que haya cazado para ingerirla, así que la traga completa la pieza atrayéndola hacia sí misma a través de su larga lengua.
  8. La lengua de las ranas suele ser muy rápida, por la cual los insectos que han sido atrapados por ésta no tienen oportunidad de escapar en ningún momento, por lo que en cuestión de segundos atrapa su presa y la traga, tardando varios días en digerirla. Por ello no debes sobrealimentarla.
  9. Las ranas recién nacidas son renacuajos que se mueven velozmente por el agua. Solo cuando son adultas pierden la cola y la sustituyen por sus patas, pudiendo pasar tiempo en tierra, saltar y respirar por los pulmones.
  10. Las ranas tienen una piel lisa y resbaladiza, su esqueleto es bastante delgado y poseen un curioso sistema de defensa, y es que cuando se ven en peligro expulsan un orín que puede ser muy venenoso y tóxico para otros animales como para los humanos también.
  11. Existen diversidad de especies de ranas y con diferentes colores que van desde el marrón, grises o hasta verdes.
  12. Se adaptan fácilmente al agua y a la tierra, por lo que deberás tener un acuario que mitad de ambos ambientes.
  13. Existen especies venenosas entre las ranas las cuales debes conocer y no tenerlas en casa, ya que te pueden matar con sólo tener contacto con ellas. Algunas son muy peligrosas para los seres humanos. Ten cuidado al comprar un anfibio de estos.
  14. Para reproducirse las ranas emiten sonidos específicos con los cuales llaman a su pareja. El apareamiento es fácil y rápido. Posterior a la cópula depositan sus huevos en el agua.
  15. Las ranas son ovíparos y su fecundación es externa produciéndose de dos formas: cuando el macho engancha a la hembra por las axilas o por la ingle denominada axilar la primera y unguilar la segunda.
  16. A pesar de ser de una apariencia poco agraciada y repulsiva, es uno de los protectores de medio ambiente ya que su manera de alimentarse las hace capaces de acabar con las plagas y bichos que son perjudiciales para los cultivos de los seres humanos.

Consejos

  • Cuida que tu rana se alimente bien y tenga un acuario limpio y seguro, además de alimentarla de manera segura y sana al empezar su ciclo de vida como renacuajo con plancton, algas y otras plantas marinas.
  • Lo primero que tenemos que hacer es preparar el terrario. Procura que sea de cristal porque es el mejor material para albergar a estos animales. Hay dos aspectos claves, uno de ellos es la humedad ambiental y otro los hongos. Hay que evitar la humedad para que no salgan hongos ni moho. Si aparecen bacterias entonces tu mascota enfermará. Para evitar la humedad pero que tu rana tenga buena ventilación, tu terrario debe tener una cubierta con rejilla. Pero que las rejas sean estrechas para que tu animal no pueda escaparse.
  • El alimento principal son los insectos, estos sabrosos bichos son el ingrediente primordial en la dieta de los sapos. Puedes darles, por ejemplo grillos comprados en las tiendas de mascotas o por tu jardín si tienes.
  • Si el sapo es de pequeño tamaño tendrás que buscar insectos adecuados a sus dimensiones, como pequeño grillos y pulgones son apropiados. Dentro de su acuario el sapo comenzará a alimentarse con lo que pueda, progresivamente ve dándole cierta cantidad hasta que veas la cantidad que come y cada cuanto tiempo. Tendrás que darle varias veces en semana.
  • Fortalece la salud de tu rana dándole calcio y vitaminas que encontrarás en el mercado, en forma de piedras o polvos que podrás sacar y cubrir su comida con ello.
  • Si tu rana es de agua entonces su dieta se basará en camarones, sanguijuelas y otros animalitos como gusanos o peces. Dales de comer entre 1 y 2 veces al día vigilando que no queden restos flotando y que ingiere el alimento en 15 minutos. Si sobra comida es porque te excediste, así que reduce la cantidad.
  • No hay una norma general en cuanto a la superficie de agua y la superficie seca que precisan. Ante la duda, habría que poner mitad y mitad, pero nunca solamente agua ya que pueden llegar a morir ahogadas.
  • Es muy importante que en la parte seca dispongan de un refugio de reducidas dimensiones de forma que, cuando estén dentro, casi rocen alguna de las partes del mismo. Es como si necesitasen un cierto contacto o una cierta proximidad a las paredes del refugio para sentirse cómodas.
  • Es bueno que detecten en qué hora del día o de la noche se encuentran. Esto puede lograrse teniéndolas en un lugar en el que puedan percibir las horas de luz y de oscuridad del día, o bien iluminándolas con luz artificial que, ante la duda, les proporcione 12 horas de luz y 12 de oscuridad.

Te gustará leer también los post: Pez Araña – Picadura, Información y Características Cómo nacen los peces

¿Te ha gustado?