¿Has visto alguna vez tortugas de agua? ¿Sabes cómo es? Es una mascota de tamaño muy pequeño que debes mantener con ciertos cuidados o que debes enseñar a tus hijos a mantener  a tu tortuga de agua en un sitio fresco, lejos del sol y cómo alimentarlos ¿Te interesa el tema? Lee nuestro artículo.

Las encantadoras tortugas de agua

Son reptiles de sangre fría, y los puedes tener en tu hogar en un espacio de cristal lleno de agua donde ellas se desenvuelven muy bien, siempre y cuando se les de mantenimiento al sitio donde la has ubicado, además son ideales para motivar a tus niños a ser responsables.

Generalmente las encuentras en tiendas de mascotas asimismo puedes pedir consejos e instrucciones sobre el cuidado que deben llevar para que tanto ellas no sufran y tú no acabes frustrada porque en algún momento pasaste un mal rato con ellas.

Que Necesitas

  • La calidad del agua que uses debe ser óptima.
  • Un filtro para mantener limpio el sitio donde la tengas.
  • Esponjas gruesas para retener desechos.
  • Corriente de agua suave que las relaje.
  • Cambiar el agua mínimo dos veces por semana.
  • Oxigenar el agua para mantener tu tortuga saludable.
  • Una parte seca para que la tortuga descanse.
  • Sombra y un lugar de descanso. Arena en el fondo para cuando quieran esconderse.
  • Darle de comer de acuerdo a la edad.
  • Llevarlas al veterinario ante cualquier señal de alarma.
  • No molestarlas nunca.

Instrucciones

Las tortugas de agua son animales muy pequeños que se adaptan fácilmente a cualquier medio ambiente donde se les coloque siempre y cuando tengan agua suficiente para vivir aunque existen diferencias entre las de agua dulce y las marinas que son bien definidas.

Qué comen las tortugas de agua

Son reptiles que pueden vivir mucho tiempo, alcanzando una edad bastante avanzada si se encuentran en un ambiente con especial cuidado que les provea de la oportunidad de sentirse felices gracias al mantenimiento del hábitat donde los tengas.

Son dóciles aunque si se sienten amenazadas o molestas sienten la necesidad de morder siendo esto muy peligroso además de doloroso porque cuando atrapan suelen tardar en soltar tu presa lo que no debes es obligarlas, puesto que apretarán más ¿Te parece interesante? Sigue leyendo.

Cómo cuidar una tortuga de agua

  1. Forma de la tortuga
    La tortuga de agua es poseedora de un cuello largo que extienden cuando quieren observar todo además de experimentar el lugar en el que se encuentran sobre todo si es un hábitat nuevo o simplemente para defenderse y atacar si se sienten amenazadas por cualquier agente externo.
  2. Viven dentro y fuera del agua
    Estas mascotas tienen la particularidad de tener pulmones para respirar cuando se encuentran fuera del agua además de una especie de branquias que le permiten vivir dentro del agua o para esconderse de sus enemigos, aunque en el alojamiento para tu tortuga que escojas debe tener agua y parte seca.
  3. Necesitan respirar aire de vez en cuando
    Cuando llevan mucho tiempo sumergidas, ellas deben tener un sitio seco donde salir un momento a respirar aire fresco, porque aunque su nombre dice que son mascotas de agua, también necesitan de un sitio seco para sobrevivir o mantenerse secas un tiempo.
  4. Cuidados especiales
    No necesitan de muchos cuidados especiales, lo que sí debes tener en cuenta de cambiar el agua de manera esporádica para mantener su ambiente libre de bacterias o se ponga el agua putrefacta debido a los residuos que dejan al comer o a las evacuaciones de las tortugas.
    A pesar de no necesitar muchas cosas debes tener en cuenta la iluminación y la temperatura del ambiente donde las tengas ya que esto puede proveerles de calcio para evitarles enfermedades graves que le puedan causar la muerte y para que además de ello duren muchos años.
  5. La instalación de un filtro
    Es necesario que además de limpiar siempre el acuario o ambiente donde las tengas ubicadas, coloques un filtro que depure el oxígeno, el agua y todo alrededor para limpiar todo de bacterias que puedan enfermar tu tortuga y en muchos casos morirse, ya que si la cuidas pueden durar muchos años.
    Las tortugas de agua suelen ser muy desaseadas debido a los residuos y desechos que botan por lo que es imprescindible y lo verás como muy trillado que cambies el agua además que el líquido limpio que coloques debes quitarle el cloro que contiene porque es dañino para ellas.
  6. Temperatura del agua
    Deben estar en una temperatura normal ni muy caliente ni muy fría, aunque en el ambiente deberás colocar una lámpara si donde vives el clima es muy helado, ya que ellas necesitan de los rayos del sol para calentarse y tomar los nutrientes que las mantienen sanas en todo momento.
    Lo importante a tener en cuenta es que con la lámpara que les coloques vas a tener la oportunidad de darles la luz de sol artificial para que se sientan cómodas, seguras y tranquilas dentro del acuario en el cual las tengas aparte que no deben estar con otros animales.
  7. Limpieza y pulcritud
    Las tortugas son muy tranquilas para mantenerlas como mascotas, pero al manipularlas debes limpiarte bien con agua y jabón las manos debido a que como los roedores, en sus heces llevan ya la bacteria de la salmonella, la cual te puede afectar el sistema digestivo y darte diarreas y vómitos.
    Debes prestar atención en este punto, puesto que puede ser muy peligroso su manipulación para tu salud, teniendo en cuenta que si lo deseas puedes manipularlas con guantes cuando vayas a hacer mantenimiento al acuario donde las tengas.
  8. Difíciles de abrir
    Existen ejemplares familiares de estas amigas tortugas de tamaño más grandes que son comestibles, pero lo que hay que tener en cuenta es que el caparazón de estas mascotas está pegado a su cuerpo, lo que sería difícil separarlas corriendo el riesgo de matarlas si lo intentas.
  9. No tienen dientes
    Las tortugas de agua no tienen dientes en su boca que es de forma en punta con la parte de arriba un poco más larga que la de abajo, pero a pesar de ello debes tener en cuenta que pueden morder de manera muy fuerte lo que te puede dejar un gran dolor porque no sueltan fácilmente su presa.
  10. La alimentación
    Las tortugas de agua pueden comer de todo puesto que son omnívoras aunque puedes comprar alimento especial para ellas en una tienda de mascotas y proveerles de insectos para que absorban sus nutrientes así como legumbres, verduras y frutas.
    No las sobrealimentes porque de ello también puede afectar su salud, porque al igual que las personas sufren distintos padecimientos si son obesas para ello debes tener en cuenta si son jóvenes, adultas o mayores casi llegando a la vejez. Por lo que presta atención a lo siguiente:
    • Cuando son jóvenes basta con darle alimento una vez al día todos los días.
    • Cuando son adultos basta con alimentarlas cada dos días una vez al día también.
    • Cuando ya tienen unos añitos o se consideran dentro de la vejez dos veces por semana dos veces al día y sin dejarle exceso.
  11. Reproducción
    Al momento de querer tener crías, deberás colocarlas el macho y la hembra junta y dejar que la naturaleza entre en su curso, estos animales son monógamos y una pareja puede durar años juntos hasta que alguna de ellas muera. Por eso nunca las separes si tienes el macho y la hembra.
    El apareamiento suele ocurrir entre los 5-6 años de las tortugas de agua, generando un ritual como otros animales en los que se realiza el cortejo previo en forma de danza para después de la copula se produce la gestación que dura dos meses más o menos. Son ovíparos.

Consejos

  • Debes tratarlas bien si te gustan este tipo de mascota para tenerlas dentro de tu casa, por lo que los cuidados que les brindes harán que se sientan seguras, tranquilas y felices como si estuvieran en su hábitat natural.
  • Pensarás que somos repetitivos en cuanto al cambio de agua, puesto que se te ha dicho a lo largo de todo el artículo, pero es que olvidarte del cambio de agua alguna vez puede traerles consecuencias fatales, por lo que debe tener en cuenta esto siempre.
  • Estar pendiente de proveerle el alimento según lo recomendado para que no la atiborres de comida, o en caso contrario dejarla morir de hambre. Si ves que le pones algo y no lo come, no quiere decir que esté enferma, puede ser que se encuentre saturada de alimento.
  • Pregunta a cualquier cuidador o dueño de mascotas, e incluso al veterinario sobre las necesidades de alimentos, hábitat asimismo de la alimentación y cuidados que debes tener con tu tortuga de agua, y así no cometer errores fatales.
  • Recuerda que la iluminación y temperatura deben estar acordes tanto en la parte acuática, la parte seca y además el ambiente que rodea el hábitat de tu tortuga de agua para que se sientan relajadas y felices y duren más años.

Te recomendamos leer también los siguientes post de tu interés: Dónde viven las tortugas y Dónde viven las tortugas

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.