El caracol es una especie de gusano que lleva una concha a cuesta que usa como casa contra los elementos de la naturaleza y para resguardarse de los enemigos y depredadores asimismo suelen ser muy delicados y si se quieren como mascotas hay que saber bien qué comen los caracoles.

Para ello debes tener en cuenta que existen un número grande de especies y tipos de caracoles que viven en el agua como en la tierra y hay que saber distinguirlos para así saber la clase de alimentos que se les debe dar en cualquier momento y no cometer ningún error.

También que son herbívoros que se alimentan de tallos, flores, hojas e incluso algún que otro insecto, pero que si se tiene en cautiverio se le puede dar diferente alimento, pero siempre y cuando no se salga de las pautas exigidas para su alimentación.

Como ya te informamos anteriormente existen muchas especies de distintos tamaños y aunque se caracteriza por ser muy pequeño hay una que sobresale de entre todas y es la que proviene del continente africano, cuyo tamaño puede oscilar entre los 15 o 20 centímetros.

Que Necesitas

  • Son herbívoros por lo que se deben alimentar de plantas, frutas y verduras.
  • Si no encuentran ningún tipo de alimento, llegan a ingerir tierra.
  • Se desplazan más que todo durante las horas nocturnas o en la mañanita cuando está todavía fresco.
  • Algunas especies pueden alimentarse de animales como de plantas siendo depredadores en su defecto también.
  • Poseen una lengua muy carrasposa y o tienen patas para desplazarse por lo que se arrastran por el suelo dejando una estela de baba.
  • Dicha baba se caracteriza por ser un líquido gelatinoso y denso que expulsan para mantenerse mojados.
  • Suelen tener hábitos alimenticios diferentes según su tamaño, edad o e ambiente que los rodea.
  • También suelen alimentarse de hongos y setas e incluso incluir algas en su dieta diaria.
  • Algunas especies suelen alimentarse de residuos de otros animales y plantas que se suelen conseguir en el camino cuando se desplazan para buscar alimentos.
  • Son bastante pequeños pudiéndose encontrar especies de mayor tamaño sin ningún problema, como los de África que suelen tener un tamaño como la mano de un hombre.

Instrucciones

A pesar de todo esto, muchas especies que deambulan por la tierra son tomados en cuenta para establecer un plato exótico cuyos grandes chefs han introducido en la dieta del hombre con este animal y que se cuenta como una maravilla de la cocina al paladar exigente.


Aunque para ello, deben lavarse bien y deben estar bien cocidos, ya que si no es así pueden enfermar a las personas que los coman aparte de todo que se han venido a convertir en una peste que si no los comes tú a ellos, terminan por acabar contigo. Ten cuidado con ellos.

Su principal problema es que no pueden ver mucho, pero distinguen la diferencia entre la luz y la oscuridad asimismo son perseguidos por muchos animales entre los que se mencionan ellos mismos porque se suelen matar y comer entre sí. ¡Quién lo diría!

Cosas a tener en cuenta al alimentar un caracol

  1. Lo primero que debes tener en cuenta es que son moluscos que pueden sobrevivir en tierra o agua por lo que deberás saber qué especie es la que tienes como mascota y así no equivocarte al introducirle su alimento al hábitat que has escogido para él.
  2. También debes saber si tu mascota pertenece a la tierra y colocarle eso en su espacio o de lo contrario es acuático por lo que deberás crear un acuario con agua dulce para que pueda sobrevivir bien y puedas disfrutar del animal el tiempo que sea necesario.
  3. Suelen movilizarse usando los músculos al contraerlos de tal manera que le pueda ayudar a impulsarse y poder caminar aunque no lo hacen de manera muy despacio a pesar de ello, lo que los convierte en animales lentos.
  4. Para desplazarse y sobrevivir en el medio que les rodea usan el sentido del olfato, puesto que además de ser relativamente tardos para caminar tienen la particularidad de ser sordos e igualmente casi ciegos los que les hace ser presas fáciles de los depredadores.
  5. Se adaptan a las situaciones según se presentan pudiendo sobrevivir en una vida totalmente solitaria y unitaria o enraizarse en una sociedad donde haya muchos individuos de su misma especie, pero manteniéndose al margen de los demás.
  6. A pesar de ello no mantienen una vida en familia por lo que siempre se encontrará retirado de los demás a pesar de ver una comunidad completa de caracoles juntos, cada uno va por su lado sin tener que depender uno del otro.
  7. Suelen vivir en ambientes fríos y húmedos ya que no les agrada el calor usando como casa sus propias conchas en espacios tales como jardines, bajo los troncos de los árboles o rocas e incluso pueden excavar y vivir debajo de la superficie de la tierra.
  8. Los caracoles son bisexuales pero necesitan de otro caracol de su misma especie para reproducirse, apareándose ayudados de la sustancia que usan para desplazarse y así lograr un acoplamiento perfecto y fecundarse tanto uno como otro.
  9. Usan muchos rituales para atraer a otra pareja de su misma especie, que pueden durar entre unas pocas horas o incluso medio día tiempo en el cual realizan la fecundación de los huevos necesitando un tiempo de dos años para estar maduros sexualmente.
  10. Se separan después de este ritual y cada uno recibe huevos por su lado después del apareamiento los cuales van a ser enterrados en tierra húmeda para mantenerlos frescos esperando cuatro meses para eclosionar dejando salir a las crías al mundo exterior.
  11. Quiere esto decir que al quedar los huevos de los dos caracoles, al cabo de cuatro meses saldrán a la luz en dos partes diferentes las crías de uno y otro ya que después del apareamiento cada uno se va por su camino y no se vuelven a ver.
  12. Muchos de las crías no llegan a salir puesto que el efecto del agua de lluvia en los jardines o al regar las plantas arrastran los huevos que están enterrados en la tierra, por lo que muy pocos huevos llegan a explotar para dejar salir un caracol.
  13. Aparte de comer plantas también se les conoce como carroñeros y comen de otras especies después de muertas, puesto que no poseen ni la habilidad ni las oportunidades como otros animales de poder llegar a cazar su propio alimento.

Consejos

  • Busca siempre alimentos que les pueda proveer de calcio, ya que este elemento constituye un componente de su caparazón y suelen usarlo para fortalecerlo.
  • Si tienes harina, pan rallado y lechuga puedes darle de comer tranquilamente a tu mascota, ya que eso normalmente es de los alimentos que pueden fácilmente digerir.
  • Nunca le pongas sal o azúcar a las comidas de tu caracol pues estos elementos pueden ser fatales para ellos causándole de inmediato la muerte al no poderlos procesar su pequeño cuerpo.
  • Conserva siempre frutas y cáscara de vegetales con los que puedas facilitar su dieta diaria complementando con alimentos preparados que contengan calcio.
  • Usar un acuario con tierra que esté siempre húmeda y con aberturas por donde pueda entrarle oxígeno y con una rejilla de huecos pequeños para que no se te escabullan por allí.
  • A pesar de ser lentos pueden pasar el día caminando todo el espacio donde lo tengas en cautiverio puesto que le encanta explorar.
  • La arena la usan para excavar y esconderse de los demás animales para retirarse a descansar porque no les gusta ser molestados y aunque no muerden, les gusta su privacidad.
  • Su principal característica es la lentitud como caminan, pero no por ello son animales quietos puesto que se la pasan desplazándose de un lado a otro en la búsqueda de su alimento.
  • Mantenle siempre alimento en su hábitat o espacio donde tengas al caracol, puesto que son capaces de comer tierra sin¡ no consiguen alimento para subsistir, por lo que un consejo especial es que no te olvides de darles comida siempre.
  • Mantener su ambiente húmedo y fresco lejos de los rayos del sol puesto que no les gusta mucho el calor.

Te gustarán otros post similares como son: Cómo alimentar bien a un gato y Cuánta comida dar a un perro

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.