Por qué dejan de comer los perros

Contenido del Artículo

Tener una mascota en casa, no solo es sinónimo de compañía. También hacen posible que pases buenos momentos y que te distraigas de las ocupaciones y las preocupaciones del día a día. De ahí que muchos especialistas de la salud mental recomienden tener una, sin importar el tipo que sea.

No obstante, entre los grandes favoritos, para tener como mascota, están los perros. De hecho, siempre se ha dicho que el perro es el mejor amigo del hombre. No tiene que ser grande o pequeño, lanudo o con poco pelo. Por lo general, los perros son animales muy dóciles y que se adaptan muy bien a la rutina que llevan los seres humanos.

Por ese motivo, en la mayoría de los hogares siempre hay un perro como mascota. Algunos lo tienen dentro de su casa, mientras que otros les construyen una casa propia en el patio para que puedan tener su espacio. Son los grandes consentidos de la casa, siendo reemplazados solo por los hijos de sus dueños.

estrés perros

En vista de que los perros son considerados como parte de la familia, es normal que nos preocupemos cuando comienzan a aparecer ciertas irregularidades en su aspecto físico, pero también en su manera de comportarse.

Algunos perros dejan de comer, de la noche a la mañana. Se les quita el apetito y comienzan a dejar su comida tal cual como se la hemos servido. Se ven desganados y, por más que los tratemos de estimular y animar, pareciera que todo esfuerzo es en vano.

Lo preocupante del asunto es que, si el perro no vuelve a comer pronto, probablemente termine muriendo y no queremos que eso pase. En vista de esto, es importante conocer la razón por la que los perros dejan de comer para poder hacer algo al respecto a tiempo.

Instrucciones

Es importante que tengas en cuenta que un perro sano no deja de comer, a menos que no le guste la comida que le estás sirviendo. La inapetencia canina puede deberse a diferentes razones que, si no son identificadas y tratadas oportunamente, podrían llevarlo a padecer de desnutrición y hasta a la muerte prematura.

perros

Entre las razones más frecuentes por las que un perro deja de comer están las siguientes:

  1. La ingesta de otros alimentos que no están incluidos en su dieta habitual. En estos casos, no se trata que el perro no tenga apetito, más bien lo que sucede es que está siendo saciado con alimentos inadecuados o fuera de su horario habitual de comida, como cuando se le da comida por debajo de la mesa mientras come la familia.
  2. Está aburrido de su pienso o ha tenido un cambio en su dieta habitual. Así como una persona se cansa de comer lo mismo todos los días, a los animales les sucede lo mismo. Por ejemplo, el pienso cubre sus necesidades nutricionales, pero no siempre está a la altura de las exigencias de su paladar. De hecho, podría interpretarse como un castigo el hecho de que tu perro no pueda disfrutar de otros alimentos que no sean su pienso seco.
  3. Lo hacen para llamar la atención de sus dueños. Tal vez, inconscientemente, has condicionado conductas alimentarias que son inadecuadas para tu perro. Por ejemplo, comer fuera del plato, que otros miembros de la familia le den caprichos, etc.
  4. Depresión. Sí, aunque parezca extraño, los perros también se entristecen y se deprimen por diferentes razones. Por ejemplo, por la pérdida de un ser querido, canino o humano, el regreso a la rutina tras unos días de vacaciones, etc. En este caso, la apatía hace que pierda las ganas de comer.

Ahora que ya sabes cuáles son las principales razones por las que un perro deja de comer, necesitas conocer cómo hacerle frente a esta situación.

Que Necesitas

Existen diferentes alternativas que podemos implementar para despertar el apetito de los perros. Sin embargo, debes tener en cuenta que estas alternativas no sustituyen la supervisión veterinaria. De hecho, es recomendable que, antes de implementar estos métodos, lo consultes con su médico y que te dé autorización para hacerlo.

Si eres de los hombres a los que les gusta estar siempre a la moda, este post se ha escrito pensando en ti y en la manera de ayudarte a satisfacer tus necesidades en este ámbito. Aquí te enterarás de cuáles son las últimas tendencias en cortes de pelo para hombres. De esta manera, te asegurarás de estar al día y no tener un aspecto anticuado o demasiado clásico.

Algunas de las cosas que puedes hacer son las siguientes:

  • Ofrecerle comidas que sean más apetitosas. Ofrécele una comida diferente que pueda llamarle la atención. Sírvesela en su recipiente de comida favorita. También puedes probar dándole trozos de pollo o pavo hervidos. Otra opción es darle pienso mojado con caldo de pollo o con un poco de yogurt.
  • Antes de ofrecerle carne o caldo de pollo, es mejor que los calientes y se los des cuando se hayan refrescado, ya que la comida caliente desprende olores más intensos que llamarán su atención. Además, si tiene mucosidad, esto le ayudará a ablandar y a expulsar la flema.
  • Selecciona bien los alimentos. En realidad, debes ofrecerle comida que vaya acorde con el problema que esté presentando. Por ejemplo, si tiene estreñimiento, ofrécele comida rica en fibra, si tiene alguna enfermedad respiratoria, entonces los alimentos ricos en fósforo serán una buena opción.
  • Añade especias a la comida. Recuerda que los olores son muy importantes para despertar el apetito de los perros. Puedes rociar su alimento habitual con eneldo, alfalfa, jengibre, menta, etc.
  • Además, puedes comprarle pienso de calidad, no solo que sea del sabor que más le guste, sino que también contenga diferentes nutrientes que lo mantengan saludable. Prueba con la comida húmeda, en vista de que esta ofrece olores más intensos. Sin embargo, nunca mezcles la comida seca y la húmeda en el mismo plato, lo mejor que puedes hacer es alternarlas en la semana.
  • Varía los ingredientes de sus comidas. Si solo le das pienso, no estará llevando una dieta equilibrada. Es necesario que pruebe y disfrute de otros alimentos. Algunas de las cosas que puedes ofrecerles son: carnes magras, jamón york sin sal, yogurt desnatado, zanahorias y frutas.

Consejos

perro

Ten en cuenta que existen otras razones, más graves, que pueden hacer que un perro pierda su apetito. Por ejemplo, tratamiento farmacológico como antibióticos, antinflamatorios, etc. El hecho de que un perro pase días sin comer puede ser sinónimo de que está enfermo de cáncer o de alguna otra enfermedad, por eso es conveniente que acudas al veterinario.

Por otra parte, existen circunstancias vitales del perro que pueden influir, de manera negativa, en su alimentación, como los cambios en el núcleo familiar, las mudanzas, los viajes, etc. Estos cambios afectan su estado de ánimo y su apetito.

Si el perro está triste, nervioso, ansioso, estresado o deprimido, puede llegar a alimentarse mal o hasta dejar de comer. Debes tener en cuenta que él puede percibir lo que sucede a su alrededor, como la muerte de alguien de la familia, una separación, un divorcio, etc., y, por consiguiente, también termina afectado emocionalmente y exterioriza dichos sentimientos dejando de comer y comportándose diferente.

Asimismo, la edad avanzada puede contribuir a que el perro tenga menos apetito. Sin embargo, en dicho caso, esta inapetencia puede considerarse como normal, puesto que los perros mayores realizan poca actividad física, su metabolismo funciona más lento y, por lo tanto, deben consumir una menor cantidad de alimentos.

Para resumir, es importante que conozcas cuál es la razón que ha hecho que tu perro deje de comer. Para ello, llévalo a su médico veterinario. Él se encargará de determinar qué es lo que está generando dicho comportamiento inhabitual.

Una vez que sepas cuál es la raíz del asunto, lo siguiente será poner manos a la obra, ofreciéndole diferentes tipos de alimentos olorosos para despertar su apetito. De ser necesario, agrégale especias para aromatizarlos más y procura no mezclar los alimentos sólidos y los húmedos.

Si tu perro no tiene este problema, tampoco querrás que lo llegue a tener. Por eso, cuida los hábitos alimenticios de tu perro, ofreciéndole una dieta variada y en un mismo horario. De esta manera, te asegurarás de que tu perro disfrute de lo que come y tenga una buena salud.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.