Cuando vivimos en apartamentos o pisos, muchas veces nos gustaría tener también un perro, debido a que es el mejor amigo del hombre y nos ayuda a ser más felices. Sin embargo, muchas veces no conocemos todas las razas de perros para vivir en apartamentos o pisos, algo que hace que tengamos problemas a posteriori.

Cuando entramos a un piso, tenemos que tener en cuenta que un perro puede no ser apto para el piso. Algunos perros comerán demasiada comida, otros mancharán mucho y otros en cambio, necesitarán ejercicio constante. De esta forma, no podrás tenerlo en un piso.

Sin embargo, no debes desesperarte, ya que hay algunos perros que sí que son aptos para vivir en un piso. En primer lugar, suelen ser perros más pequeños; en segundo lugar, suelen ser perros que necesitan poco ejercicio y; en tercer lugar, son perros que suelen ser pacíficos y que comen menos.

Lo malo, es que muchas personas no saben exactamente qué razas de perro son las adecuadas para vivir en apartamentos o pisos. Muchas veces, se dejan guiar por el instinto y acaban cogiendo a un perro que les trae problemas. De esta forma, debes asegurarte antes de adoptar o comprar el perro.

Las razas de perros para vivir en apartamentos o pisos, son muy comunes y fáciles de encontrar. De esta forma, vamos a mostrarte perros que te sonarán y que incluso, puede que tengas.

Instrucciones

  1. Dachshund:
    El Dachshund es el primer perro que vamos a mostrar sobre las razas de perro para vivir en apartamentos o pisos pequeños. El Dachshund es uno de los perros que menos problemas va a dar en un piso, debido a que es un perro pequeño, un perro que no ensucia y un perro que suele llevarse bien con los niños y con otras mascotas. Además, son perros que no requieren ejercicio constante, como pueden requerir otros perros, aunque debes vigilar muy bien la ingesta de comida que le des, debido a que es una raza que tiene propensión a la obesidad.
  2. Chihuahua:
    Sin duda, el Chihuahua es un perro que no necesita ningún tipo de presentación, debido a que es un perro muy pequeño y que está presente en la cultura popular. Se han visto perros como este incluso dentro de un bolso, debido a lo pequeños que son. Su ideal es obviamente su tamaño, debido a que cabe casi en cualquier sitio al ser uno de los perros más pequeños. Eso sí, lo malo es que es un perro un poco ruidoso, algo que te podría traer problemas con los vecinos, así que adopta un chihuahua cuando tengas una casa con paredes gruesas. Otra de las ventajas de esta raza, es que es fácil de cuidar y no necesita mucho ejercicio, aunque también se debe tener cuidado con lo que se le da de comer, porque al ser tan pequeño, es muy fácil pasarte con las cantidades.
  3. Galgo:
    El galgo es un perro de tamaño mediano, es decir que no es el típico perro pequeño que nos podemos encontrar. Los galgos son una raza pelicular, porque además de ser medianos, necesitan mucho más ejercicio que un perro pequeño. Sin embargo, esto no quiere decir que estos perros no sean aptos para pisos, porque son perros que son muy tranquilos, que se portan muy bien y que son muy buenos con los niños, con los gatos y con el dueño. Los galgos, además, no comen mucho, no suelen ensuciar y no suelen hacer mucho ruido. Eso sí, ten en cuenta que un galgo es un perro de carreras, así que necesita paseos largos. De esta forma, es un perro que necesita que le dediques tiempo.
  4. Pug:
    El pug es otra raza que me gusta bastante para vivir en un apartamento, debido a que es una de las razas más cariñosas y que quieren más estar con su dueño. El pug tiene el problema de que tienes que cuidar su pelo, recortarlo y lavarlo, debido a que suele tener mucho pelo. Eso sí, son perros que no necesitan demasiado ejercicio, que no hacen ruido y que no tienen demasiados gastos de comida. De esta forma, es un perro ideal para apartamentos, así que debes tenerlo en cuenta para cuidar a un perro en un apartamento. Eso sí, es un perro al que le cuesta respirar cuando hace calor, así que evita pisos demasiado calurosos si tienes un pug.
  5. Yorkshire Terrier:
    Volviendo a los perros muy pequeños, tenemos al yorkshire, como uno de los perros “bolso”, más populares. Este perro al ser muy pequeño, puede ayudarte a encajar en casi cualquier apartamento, siendo además un perro muy majo y un perro muy amigable para estar con las personas. De esta forma, se convierte en uno de los mejores perros para vivir en pisos compartidos, debido a que no van a molestar ni ocupar demasiado sitio. Además, es un perro muy inteligente, así que suele ser uno de los favoritos para realizar adiestramiento canino.
  6. Bulldog Inglés:
    El bulldog inglés es un perro que no necesita demasiado trabajo, siendo un perro bastante pasivo que no requerirá demasiado mantenimiento. Los bulldogs ingleses no requieren de muchos cuidados, son tranquilos y son muy pacientes, así que son también perros ideales para tenerlos en el piso. Sin embargo, tienen el problema de que comen mucho y pueden tener problemas de peso fácilmente, lo cual, se traduce en problemas respiratorios. De esta forma, lo que debemos hacer es tener cuidado con darle demasiado de comer y, sobre todo, con el calor, debido a que, si le das demasiado de comer o le dejas en un piso con demasiado calor, podría sufrir problemas respiratorios.
  7. Otros:
    En realidad, hay muchos perros que se pueden tener en un piso, pero no teníamos espacio para ponerlos a todos. Realmente, los perros ideales para vivir en un piso suelen tener pocas necesidades de mantenimiento, poca necesidad de ejercicio, suelen tener poco pelo, suelen ensuciar poco y suelen comer poco también. Los perros grandes no suelen estar recomendados en apartamentos, no sólo por problemas de espacio, sino porque también sueltan demasiado pelo, comen demasiado y necesitan ejercicio al aire libre, así que es una crueldad tenerlos en un piso grande. Por otro lado, podemos tener un perro en un piso, siempre que le cuides como debe ser, y salgas a la calle con él para que tenga el ejercicio que necesite.

Consejos

  • Normas comunitarias: Antes de meter a un perro en un apartamento, debes tener en cuenta las normas, tanto de tu casero, como de tu comunidad. Un perro no suele estar permitido en muchos pisos, así que, de inicio, el dueño del piso no querrá animales. Esto se debe a que los perros grandes suelen estropear el piso, así que si le dices que tienes un perro de esta lista y le explicas que no mancha ni estropea nada, te puede permitir tener un perro pequeño. Además, hay que mirar las normas de la comunidad, debido a que algunas fincas no permiten tener perro. Tener el perro igualmente es cosa tuya, aunque te arriesgas a una denuncia por parte de la comunidad o del propietario, con rescisión del contrato de alquiler, así que, hazlo bajo tu propia responsabilidad.
¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.