Si eres un cuidador primerizo, quizá no detectes los primeros síntomas de que algo sucede con tu mascota. Ella tiene un comportamiento extraño, no come, está más pegajosa de lo normal. Cuidado. Esto puede ser síntoma de que tu perrita está embarazada. Ten en cuenta que el embarazo de una perra es una tapa importante para ella, pero también muy delicada y necesita una serie de cuidados.

Evidentemente, si tu perra está esterilizada, ella no podrá engendrar descendencia. Sin embargo, en ocasiones, los canes pasan por embarazos falsos que imitan a los reales.  Este estado se le conoce por otros nombres como pseudo-gestación, falsa preñez, embarazo psicológico o falsa gestación.  No se trata de una enfermedad, sino algo natural que a veces puede pasarle a tu can.  Puede producirse al de uno o dos meses después del celo y que en muy raras ocasiones podría generar un problema de salud.

Cómo saber si una perra está embarazada

Para que detectes si tu mascota está o no embarazada a continuación te vamos a dar una serie de indicaciones con las  que tú mismo podrás observar esas señales que te ayudarán a saber si tu perrita espera o no cachorros.  No obstante, si quieres salir de dudas o tienes sospechas, se recomienda acudir al veterinario. Recuerda que si efectivamente, está preñada, ella va a necesitar una serie de cuidados.

 

¿Que necesitas para saber si una perra está embarazada?

  • Observar mucho a tu perra.
  • Seguir las instrucciones que te damos a continuación.
  • En caso de estar preñada, acudir al veterinario a realizar las pruebas pertinentes (ecografías, radiografías…).

Instrucciones para saber si una perra está embarazada

  1. Presta especial atención a los hábitos alimenticios de la mascota. Si disminuye el apetito  o  no muestra mucho interés en su comida favorita, esto podría ser un indicativo de que la perrita está embarazada. Es conveniente que la lleves al veterinario a comprobarlo porque puede ser un indicativo de embarazo o de algún problema de salud de tu mascota.
    Cómo saber si una perra está embarazada
  2. Puede presentar náuseas al igual que una mujer.
  3. Verifica el flujo vaginal, que es  un signo común del embarazo. Observarás que será de un color rosado clarito es porque está preparándose para albergar en su interior a sus cachorros.
  4. Al igual que sucede en las mujeres embarazadas, la perrita irá también cambiando su aspecto físico. Ella está preparando su cuerpo para mantener después a sus crías. Lo normal es que se den estos tipos de cambio:
    • Comprueba si su estómago ha comenzado a crecer. Aunque no será evidente hasta la cuarta semana de gestación.
    • Observa si tiene las tetillas inflamadas. Ese abultamiento no es muy grande al principio, por lo que puede pasar desapercibido si no te fijas bien.
    • Los pezones empiezan a tomar un color rosáceo más fuerte de lo normal y también un poco más abultados. Los pezones suelen hincharse preparándose para amamantar a las futuras crías.
      Cómo saber si una perra está embarazada
  5. A medida que pasan las semanas, tu mascota irá ganando peso. Porque aunque al principio no coma, éste comportamiento variará y empezará a comer el doble.
  6. Busca cambios de comportamiento. Con el embarazo, el animal se volverá perezoso, ya no tendrá ganas de correr o de jugar como lo hacía hasta ahora. Notarás que está más agotada, fatigada o desganada, duerme más horas de lo habitual. Esto es debido, principalmente, a los cambios hormonales que está experimentando. Es recomendable acudir al veterinario para que vaya revisando a tu mascota de que la gestación es correcta, y si no es porque está preñada el especialista podrá efectuar las pruebas necesarias para determinar la causa del comportamiento del animal.
  7. Una hembra embarazada puede volverse más cariñosa de lo normal. Se pega más a ti, quiere que la acaricies constantemente… Sin embargo, se han dado casos que ocurre totalmente lo contrario, que el animal se vuelve más arisco  y no quieren ni que la toques. Dependerá de la confianza que tenga contigo. Esto puede ser otro indicativo de que está esperando cachorros.
  8. Controla la barriga de tu mascota. Cuando la gestación esté más avanzada, al mes aproximadamente, puedes palpar su vientre y sentir a los cachorros.  Ten en cuenta que con tantos cambios en su organismo y su carácter, debido a su estado gestacional, puede darse el caso de que tu mascota se niegue a que la toques la barriga.
  9. Cuando la sacas al parque siempre solía juntarse con otros perros, es decir, socializar. Ahora, en cambio, se aleja del resto de canes, como si quisiera estar sola.  Eso es porque las perras preñadas buscan la tranquilidad y es por eso que algunas prefieren estar solas.
  10. Otra señal de su embarazo es que ella empezará a hacer un “nido” donde parirá sus crías y las amamantará.
  11. Si has seguido estas instrucciones, pero aún no estás seguro de si está embarazada o no,  hay que llevar a la perra al veterinario tan pronto como sea posible. La apatía y la falta de hambre pueden ser signo de otras enfermedades que pueda tener en ese momento el animal.
  12. Llévale a los controles que te vaya indicando el veterinario para evitar problemas en el parto.
  13. Por último, no olvides que su alimentación cambiará a partir de que confirmes que está embarazada y, sobre todo, darle mucho cariño a tu mascota.
  14. Mira y analiza las posturas de tu perro y con estas también sabrás identificar el momento en que empezará a estar embarazada.

Consejos para saber si una perra está embarazada

  • A veces, pasadas unas semanas la mascota vuelve a comer con apetito para recuperar eso que perdió durante los primeros días.
  • Unos días antes del parto, la leche comenzará a salir de los pezones. Esto es un aviso de que queda poco para que dé a luz.
  • Durante el embarazo, podría subir la temperatura corporal de la perra. Esto es algo normal como consecuencia del embarazo y también un indicativo de que va a parir dentro de muy poco.
  • A veces un embarazo es difícil de detectar. Para asegurarnos definitivamente de sí está preñada o no, podemos llevar a la perra al veterinario. Un simple análisis de sangre y una ecografía dará la respuesta.
  • Durante el embarazo se recomienda que la futura mamá se alimente con pienso especialmente preparado para embarazadas. El veterinario te indicará que has de variar su alimentación ya que ahora tiene que alimentarse ella y a los pequeños que lleva en su vientre. Es por ello que te proporcionará suplementos alimenticios (vitaminas, minerales) que has de dar a la perrita.
  • La duración de la gestación embarazo suele ser alrededor de dos meses y una semana, aunque a veces puede que dure algunos días menos o más.  El número de días de embarazo es igual para todas las razas.  En concreto, suele oscilar entre los 58 y 67 días, aunque la duración media es de 63 días. Ten en cuenta que las perras de raza pequeña, por lo general, tienen una gestación un poco más larga que las de raza más grande.
  • Recuerda que durante el tiempo que esté embarazada, ella necesitará estar en un ambiente tranquilo e incluso puedes asignarle una habitación para ella sola.  El objetivo es que se sienta cómoda y segura.
  • Los veterinarios recomiendan realizar al menos dos ecografías durante la gestación. Las pruebas que hacen normalmente son: ecografía a la tercera semana para ver si todo va correctamente, auscultación al de un mes para escuchar los latidos de las crías, rayos x para detectar dónde están colocadas las crías y palpaciones en el abdomen.

Cómo saber si una perra está embarazada

  • Como último consejo, ve pensando si vas a querer quedarte con las crías o no. En caso de que no quieras quedártelas busca dueños que quieran adoptar un perro y evitar así que aumente la tasa de perros abandonados, sacrificados o en centros  de protección.
  • Te aconsejamos que visites nuestra categoría dedicada a los perros donde seguro encontrarás mucha información sobre los perros.

¿Te ha gustado?
258 usuarios han opinado y a un 94,96% le ha gustado.