Como ya sabemos el perro es el mejor amigo del hombre, por ello, no es de extrañar que los dueños de perros se preocupen tanto por sus queridos amigos. Ya sabemos, que en muchos sentidos los perros son como las personas, estos se enferman, sienten, se deprimen, se excitan, necesitan ejercitarse, y por supuesto también pueden padecer alergias.

Sí, los perros también pueden tener alergias, y debemos de saberlo y tenerlo en cuenta para poder darles todo el cuidado que se merecen. Piensa que si tú lo pasas con la alergia (y si no la tienes pues es similar a sentirse molesto como al tener un resfriado), tu perro también se siente mal.

Si te estás preguntando cómo saber si mi perro tiene alergias, entonces te recomiendo que sigas leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a mostrarte todo lo que necesitas saber al respecto y poder cuidar de tu amigo lo mejor posible.

Qué tipos de alergias sufren los perros

Lo primero que debemos saber son los tipos de alergia que pueden padecer los perros, y esto dependerá de las cosas que le causen las alergias. En principio estas alergias las podemos agrupar en cuatro tipos diferentes.

Por un lado encontramos las alergias que son causadas por haberlo inhalado del ambiente en que se encuentra o se ha encontrado. Este es el caso de las alergias producidas por el polen, algún producto químico, o incluso el polvo, entre otros.

La alimentación es otro gran grupo de alergias en los perros. Tu perro puede ser alérgico a algún componente específico de la comida o en cambio a algún tipo de comida en concreto. En este caso no debes olvidarte de los alimentos que se consideran tóxicos para los perros, entre los que destacamos el chocolate, la grasa de cerdo y el azúcar en general.

Los perros también pueden sufrir alergias táctiles, es decir, que la alergia se la ocasiona el tocar algo en concreto. Por ejemplo, al entrar en contacto con insectos, plantas, reacciones a ciertos champús, o incluso a ciertos productos químicos entre otras causas.

Por último, debemos señalar una alergia propia de los perros, la cual consiste en que los perros pueden ser alérgicos a lamerse las pulgas. Sí, si el perro es alérgico de este tipo y tiene pulgas, entonces al lamérselas, sufrirá una reacción alérgica.

Qué síntomas pueden presentar las alergias en mi perro

En este caso vamos a diferenciar los síntomas según el tipo de alergia que presenta el animal. En el caso de que nuestro perro sea alérgico a algo que inhala alrededor de su entorno, los síntomas pueden consistir en que notamos que nuestro perro siente irritación y comezón por los ojos, en las orejas, en las patas, y sobre todo en el hocico. Verás cómo se da con sus patitas intentando que se le pase el picor, como si nosotros nos rascásemos cuando algo nos pica.

Por otro lado encontramos los síntomas ante las alergias de tipo alimentarias, en este caso puede ocurrir que nuestro perro tenga vómitos y diarreas o incluso sarpullidos.

Los síntomas de la alergia a las pulgas puedes ocasionar comezón, sarpullidos irritación y enrojecimiento de la piel de nuestro perro. En este caso es muy preciso que cepilles constantemente a tu perro y notes alguna anomalía al acariciarlo.

Otros tipos de síntomas que pueden indicar un problema de alergia en nuestro perro son: estornudos, llagas, enrojecimiento de la piel, ojos inflamados, ojos con erupciones, inflamaciones o la aparición de bultos en el cuerpo de nuestro perro, erupciones cutáneas, pérdida de peso, pérdida de apetito, desánimo, que se le caiga el pelo de forma excesiva, constantes lágrimas en los ojos, etc.

Qué hacer si mi perro tiene alergia

Antes que nada, una vez que detectes alguno o algunos de los síntomas anteriores o algunos otros no recogidos en el listado anterior debes acudir a tu veterinario de confianza, pues será él, el único que puede asegurar lo que realmente le está ocurriendo a tu compañero perruno. Una vez que el veterinario detecte qué le ocurre a tu perro y lo examine por completo, podrá determinar el tratamiento más adecuado para lo que le pasa a tu fiel compañero.

Debes tener presente, que en el caso de los perros aún no se ha podido demostrar que los remedios caseros funcionan, por lo que no intentes curar a tu perro por tu cuenta y consigue el tratamiento realmente efectivo para tu perro, para ello tendrá en cuenta los síntomas, el diagnóstico, el peso de tu perro, así como el nivel de gravedad que haya alcanzado la alergia.

Si la alergia no se trata cuanto antes por un experto del tema puede ir a peor en muy poco tiempo, y alguna alergia que sea realmente grave podría llevar incluso a la muerte.

Cómo saber si mi perro tiene alergia

Ahora vamos a darte algunos consejos para que te fijes en los síntomas y también puedas averiguar qué es lo que se lo puede estar provocando.

Primero debes saber que existen algunos test de alergia que se realizan analizando una muestra de sangre de nuestro perro. Debes tener en cuenta que estos test suelen contemplar algunos de los elementos más frecuentes, pero no incluye todas las opciones, como por ejemplo en el caso de análisis por alergia alimentaria. Además, sin una pista que oriente la posible alergia será mucho más complicada que este test de resultados positivos.

Las alergias alimentarias son las más frecuentes que hay, ya que cada vez hay más perros que no soportan algunos componentes que se encuentran en los típicos piensos para perros.

Para conseguir saber si realmente nuestro perro es alérgico a la comida, lo que tienes que hacer es darle de comer única y exclusivamente pienso hipoalergénico durante dos meses. Estos piensos son libres de cereales, y si los usas como única fuente de proteína y de alimento para tu perro se podrá averiguar si tu perro se encuentra mejor y deja de tener vómitos y diarreas o eczemas. Piensa que los piensos hipoalergénicos de calidad son un poco más costosos, pero valen mucho más la pena que los más económicos.

En caso de que tu perro sea alérgico a una planta o algún elemento natural será fácil reconocerlo, puesto que si tu perro presenta picores, molestias u otros síntomas después de jugar, correr u olfatear por hierba o plantas, entonces sabrás fácilmente cuáles son estos elementos que le causan alergia.

En el caso de alergias por inhalación también se puede observar si tu perro comienza a estornudar o se le inflaman o se le enrojecen los ojos estando en algún ambiente “contaminado”, por ejemplo, en un ambiente con humo de tabaco, durante la época de la primavera en la que el polen se encuentra flotando por todos lados, o incluso si hay algún producto químico en el aire, como insecticidas, lacas, etc.

Con esta breve guía hemos querido aclarar tus dudas sobre cómo saber si mi perro tiene alergia, así que recuerda lo importante que pueden ser las alergias y cómo de importante es tatar a tu perro cuanto antes para evitar que su alergia, sus síntomas, dolores y molestias se vuelvan mucho más graves.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.