El sobrepeso en los animales no es cuestión de broma. Al igual que en las personas, si nuestros animales de compañía se ponen gordos, pueden tener graves problemas cardiovasculares e incluso llegar a padecer infartos. El problema es que a veces no sabemos bien cuándo un animal está gordo o solamente tiene una constitución algo fuerte.

En este post te vamos a enseñar todas las claves para que seas capaz de saber si tu perro o cualquier otro, está gordo. Puedes aplicar esta técnica a otros animales de compañía, como por ejemplo, los gatos.

¿Hay alguna raza de perro que tenga más tendencia a engordar que otra?

Sí, efectivamente, ciertas razas de perros tienden con más facilidad al sobrepeso. Las que suelen ser más proclives a padecer este tipo de problema son las siguientes:

  • Buldog. Tienden a engordar muy rápidamente, por lo que es importante controlar su alimentación y sus horarios de paseos. Además, debido a su complexión, una vez cogen sobrepeso es muy difícil que lo pierdan, por lo que es mejor aplicar «medicina preventiva perruna» con este tipo de perro: mínimo 4 paseos al día, 3 de media hora y uno de hora y media y una alimentación equilibrada.
  • Pastor alemán. Si eres una persona con una vida poco activa, este perro no es el que encaja con tu estilo. Los pastores alemanes necesitan mucha actividad física para sentirse felices y sanos. El sobrepeso en esta raza puede causar problemas muy graves, como por ejemplo, displasia de cadera.
  • Bóxer. Los bóxer son una raza con tendencia a tener problemas de tiroides que terminan causando obesidad. Por este motivo, se trata de un tipo de perro que ha de estar muy controlado por el veterinario. Además de las visitas habituales para ponerle las vacunas, te aconsejo que lo lleves una vez al año para que el veterinario realice los chequeos que considere necesarios para asegurarnos de que su salud es la correcta.

Instrucciones para saber si un perro está gordo

Paso a paso para saber si un perro está gordo

  1. Fíjate en su figura de perfil. Normalmente la tripa de los perros sube hacia arriba, hasta la terminación de las patas traseras. Es habitual que en la zona de las patas delanteras, donde se encuentra la caja torácica, se forme una curva. Pero, si en vez de subir hacia arriba a la altura del estómago, la línea es recta, sin duda nuestro perro padece de sobrepeso.
  2. No se le notan las costillas. Hay algunas razas propensas a que las costillas se vean ligeramente a simple vista, como por ejemplo, los galgos, aunque no es lo normal. Lo habitual en nuestras mascotas es que al acariciarlas suavemente notemos con nuestra palma de la mano la forma de las costillas. Si al palparle no las notas, es una mala señal. Probablemente tu perro esté gordo.
  3. Ha perdido la forma de la cintura. Cuando miramos a nuestro perro desde arriba, podemos ver claramente cómo su cuerpo se estrecha en la zona de la cintura. Si al observarlo desde este ángulo no somos capaces de percibir esta línea, tu perro, seguramente, padece de sobrepeso.
  4. Tu perro se agota con excesiva facilidad al hacer ejercicio. Si al dar los paseos rutinarios junto a tu perro notas que éste se cansa con facilidad, por ejemplo, que pierde el resuello al dar unos pocos pasos, no es buena señal. Si se niega a caminar, jugar, ir al parque de perros o socializar con otros animales, si, en general te resulta «vago», probablemente se deba a que su exceso de peso no le permite disfrutar de estas actividades que tanto le suelen gustar a nuestras mascotas.mi perro está gordo

Consejos para saber si un perro está gordo

Consejos de última hora

¿Cómo puedo hacer frente al sobrepeso de mi perro?

Piensa que los perros, en este sentido, no se diferencian mucho de nosotros. Al igual que los seres humanos, los perros necesitan tener una alimentación equilibrada y un nivel de actividad física adecuado para no ponerse gordos.

  • Sea cual sea la raza, ten en cuenta que este tipo de animales han de tener un mínimo de 3 o incluso 4 paseos al día. Cada paseo debe de tener una duración de aproximadamente media hora, excepto uno, que es aconsejable que sea de hora, hora y media. En el paseo largo hay que aprovechar para que el perro se ejercite. Practica deporte con él: tírale la pelota, llévale a pasear con la bici, corre como otro perro detrás de él… Si le sueltas en un campo abierto donde haya otras mascotas, además ayudarás a que se sociabilice y su carácter no se convierta en agresivo frente a otros perros. El juego con otros perros es tan importante para ellos como la alimentación.
  • Respecto a su alimentación, por mucho que nos duela, tienen que comer pienso. Se trata de alimentos preparados específicamente para cuidar sus dientes y su organismo y prevenir posibles enfermedades. Nunca jamás le des dulce aun perro. El azúcar termina por dejarles ciegos y aumentaría muchísimo su peso. Puedes visitar tiendas de animales especializadas para que te recomienden el pienso más adecuado según la raza y la edad de tu perro.perro gordo
¿Te ha gustado?
10 usuarios han opinado y a un 90,00% le ha gustado.