La otitis es una infección muy complicada de tratar y que te puede hacer una avería bastante grave en el oído. Lamentablemente no solo los humanos estamos expuestos a esta infección, sino que también los perros están expuestos a ella.

Es más, la otitis es más peligrosa en los perros que en los humanos, lo cual sucede por dos razones bastante lógicas y sencillas de entender. En primer lugar, el oído del perro es mucho más sensible que el oído de un ser humano, pudiendo escuchar sonidos que nosotros no podríamos ni siquiera soñar con oír, lo cual hace que el oído sea más sensible. En segundo lugar, el perro está más expuesto a infecciones al ir arrastrándose por el suelo y al acercarse a todo tipo de objetos que vea en la calle.

La otitis de los perros puede ser peligrosa, ya que puede ser una infección que puede ocasionar trastornos graves en el animal y problemas auditivos si no se cura correctamente.

Lo más importante para curar una otitis de una animal, es aprender a detectar la otitis a tiempo, ya que si se detecta a tiempo, podremos llevarle al veterinario lo antes posible y curar la infección rápidamente, evitando males mayores tanto a corto como a largo plazo.

La otitis de los perros es complicada de detectar, ya que nosotros no sentimos el dolor que ellos pueden sentir, ni saben hablar para quejarse de que a ellos les duelen, por esta razón la otitis perruna es más complicada de detectar que la otitis humana.

Pero no tienes que temer nada, ya que desde la sección de animales de doncomos.com te voy a enseñar paso a paso como tratar esta terrible infección en perros, para que así tu perro pueda curarse lo antes posible sin que este problema le ocasione ningún problema a largo plazo.

Instrucciones para saber si mi perro tiene otitis

  1. Inflamación externa del oído:
    El síntoma más claro y más obvio de la otitis en los perros es la inflamación de sus oídos. Esto ocurre de una manera similar a la otitis en humanos, ya que el cuerpo está dañado y usa la inflamación como respuesta inmune contra esa enfermedad. En el caso de los perros, el oído se empieza a inflamar, quedando con un ligero color rojo en las zonas del interior. Revisa el oído de tu animal y si notas que el oído está rojo y más grande de lo normal, es que seguramente tenga otitis. A más avanzada esté la enfermedad, más grande va a ser la inflamación y más claro se va a ver.
    Cómo saber si mi perro tiene otitis
  2. El perro se rasca y se toca mucho las orejas:
    Otro de los síntomas más inmediatos de la otitis en los perros es que le vas a ver demasiado inquieto, rascándose las orejas más de lo normal, sacudiendo mucho la cabeza y tocándose mucho la zona, como si le pasara algo. El perro siente el dolor en las orejas y no sabe que hacer para calmarlo, así que es normal esta reacción hacia sus orejas, ya que es de donde proviene el olor. También es probable que el perro arrastre su cabeza contra el suelo, así como queriéndose rascar las orejas a los sitios adonde no llega. La forma de distinguir una otitis de un picor normal es observar al perro, si después de un rato sigue rascándose es otitis pero si solo se rasca un segundo es un picor normal y corriente.
    Cómo saber si mi perro tiene otitis
  3. Pus, sangre y cera:
    Al igual que las otitis de los seres humanos, podría ser que se originase la aparición de elementos externos que delatasen a la otitis. En las otitis más leves primero aparece exceso de cera, algo que se puede notar en cómo la cama del perro está llena de cerumen o que el perro ha perdido agudeza auditiva debido a tener los oídos taponados. Cuando la enfermedad va avanzando, se empiezan a producir pequeñas pústulas de pus, un líquido blanco que no son más que restos de anticuerpos del cuerpo humano que han sido eliminados de esa manera. Finalmente aparece la sangre, la cual aparece en otitis más graves, la cual sale del oído directamente y es la que más miedo da. Si tu perro tiene sangre, pus y cera al mismo tiempo,es hora de empezar a preocuparse de verdad.
    Cómo saber si mi perro tiene otitis
  4. Agresividad:
    El perro está sintiendo mucho dolor en el oído, por lo tanto, es muy normal que no sea tan cariñoso como siempre lo ha sido. Esto ocurre también en los humanos, los cuales estamos de mal humor cuando estamos enfermos. Esto se hace patente cuando vamos a revisar el oído a nuestro perro, el cual parece que no se deja, ya que tiene miedo de que le causes más dolor que el que ya tiene. El perro tiene la agresividad como mecanismo de defensa debido al dolor, así que esto es completamente normal. Eso si, si tu perro es normalmente agresivo, este factor es menos determinante que en perros naturalmente mansos obviamente.
    Cómo saber si mi perro tiene otitis

Consejos para saber si mi perro tiene otitis

  • Lleva al perro al veterinario: Si detectas estos síntomas en tu perro, corre a tu veterinario de confianza para que lo trate. A menos tiempo tardes ,mejor será para todos.
¿Te ha gustado?
57 usuarios han opinado y a un 96,49% le ha gustado.