Si tienes un perro por mascota seguro que a menudo te haces una pregunta de forma recurrente: cómo saber si mi perro tiene parvovirus. Esta es una de las preocupaciones más habituales entre los propietarios de perros. El parvovirus es una enfermedad muy común en los perros, sobre todo cuando son cachorros y puede ser un trastorno bastante peligroso para su salud.

El parvovirus en una enfermedad muy común entre los canes pero, desgraciadamente, aún se conoce muy poco sobre ella. El parvovirus, también conocido con el nombre de parvoriosis canina, es una enfermedad de origen vírico. El mayor problema al que nos enfrentamos para saber si nuestro perro tiene parvovirus es que los síntomas de esta enfermedad son muy poco característicos y es fácil confundirlos con los de cualquier infección gastrointestinal habitual.

Sin embargo hay que ser especialmente cuidadoso con esta enfermedad ya que puede llegar a ser muy peligrosa para los adultos y mortal para los cachorros. Además los cachorros son los más proclives a padecer esta enfermedad ya que su sistema inmunológico es aún bastante débil.

La mejor manera de responder a tu pregunta, cómo saber si mi perro tiene parvovirus, es que te familiarices con la enfermedad. Mientras más sepas sobre ella más fácil te resultará identificarla y tratar de combatirla. Recuerda que es fundamental conseguir un diagnóstico rápido de la enfermedad ya que mientras antes la identifiques primero podrás comenzar a combatirla. Si quieres saber más sobre cómo saber si mi perro tiene parvovirus no te pierdas lo que viene a continuación.

¿Que necesitas para saber si mi perro tiene parvovirus?

  • Vacunas                                                                                                                                                                            syringe-417786_640

Instrucciones para saber si mi perro tiene parvovirus

  1. Los síntomas de esta enfermedad son bastante comunes por lo que debes prestar mucha atención a tu mascota para poder identificar la enfermedad.
  2. Recuerda que este trastorno es mucho más habitual en cachorros que en perros adultos.                                 puppies-688425_640
  3. Uno de los primeros síntomas que notarás es que tu perro pierde el apetito y tiene constantes vómitos.
  4. También notarás que tu perro está triste y deprimido. Este es uno de los síntomas en lo que más tendrás que fijarte para tratar de identificar la enfermedad y no confundirla con un trastorno gastrointestinal común.                                                                         dog-195877_640
  5. La somnolencia es otro de los síntomas más habituales que aparecerá unido al anterior.
  6. Otro de los síntomas más claros y evidentes que deben hacerte sospechar de que tu perro tiene parvovirus es que sus heces presentarán un tono amarillento grisáceo y estarán salpicadas de sangre. También notarás que tiene diarrea bastante a menudo.
  7. Como consecuencia de todo lo anterior puede suceder una deshidratación severa de tu perro. Debes tratar de manternerlo hidratado al máximo posible y llevarlo al veterinario de forma inmediata. La mayor parte de las muertes causadas por esta enfermedad vírica se producen durante los dos primeros días de la enfermedad y suelen ser resultado de la deshidratación que se produce. Por tanto conviene que identifiques la enfermedad rápidamente y acudas al veterinario.
  8. Existen algunas razas que son mucho más vulnerables a contagiarse con esta enfermedad: pastor alemán, rottwailer, doberman y pittbull, entre otros.

Consejos para saber si mi perro tiene parvovirus

  • Si tu perro ha sufrido esta enfermedad y ya se ha recuperado debes desinfectar a la perfección todas sus cosas. Recuerda que esta enfermedad es de origen viral. Esto significa que si sus cosas están infestadas podrá volver a recaer en la enfermedad, algo que no querrás que suceda de ninguna forma. Por tanto revisa todas las cosas con las que tu perro está en contacto y desinfectalas a la perfección.
  • Recuerda que la forma de contaminación más habitual de esta enfermedad es a través de las heces infectadas. Por tanto debes tener mucho cuidado de que tu perro no se acerque a las heces de otros perros. Conviene que lo vigiles muy bien durante los paseos y que lo mantengas bajo control. Si tu perro no te obedece demasiado llévalo sujeto por una correa.
  • La mejor forma de evitar que nuestro perro se contagie de esta enfermedad es poniéndole las vacunas oportunas. Para ello debes asegurarte de que tu cachorro cuenta con las vacunas necesarias desde los primeros momentos en que lo adquieres. Llévalo al veterinario en cuanto puedas y asegúrate de poner todas las vacunas que pueda necesitar.
  • Si te gustan los perros y sus cuidados seguro que aquí encontraras mucha información interesante sobre los perros.
¿Te ha gustado?
42 usuarios han opinado y a un 97,62% le ha gustado.