¿Sabes qué cantidad de seres vivos hay en nuestro planeta? ¿Sabías que debido a la gran cantidad de seres vivos en la Tierra se hace necesario clasificarlos de algún modo para que su identificación y estudio sea más fácil?

Pues sí, los científicos comentan que existen en nuestro planeta alrededor de 10 millones de especies de seres vivos en nuestro planeta, por lo que para hacer su trabajo de investigación sobre el comportamiento, las características de los seres así como comprender la evolución de esta enorme cantidad de especies, se ha realizado una clasificación general en grupos y subgrupos teniendo en cuenta ciertas características similares y también las diferentes de estos seres.

Si deseas saber cómo se clasifican los seres vivos sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a darte toda la información que necesitas sobre el tema y que comprendas un poco más sobre el mundo que nos rodea y la gran cantidad de especies que hay en él.

Antes que nada debemos señalar lo que se entiende por “especie”,  y usamos este término para referirnos a un conjunto de seres vivos que poseen características físicas parecidas y que a su vez puede reproducirse entre sí, dando lugar a crías o hijos capaces de continuar con el ciclo de la vida.

Clasificar los seres vivos dependiendo de lo que comen

Esta es una clasificación muy básica que distingue a los seres vivos según el tipo de alimentación que tienen, y es que podemos encontrar la alimentación autótrofa y la alimentación heterótrofa.

La primera, la autótrofa consiste en que los seres producen su propio alimento, ya sea tomando nutrientes o sustancias procedentes de la tierra y el aire, o incluso al tomar la energía que produce el Sol. Este es el caso de las plantas, las algas, y unas cuantas bacterias.

En cambio, la alimentación heterótrofa es la que los seres vivos necesitan alimentarse de otros seres vivos. Este es el caso de los hongos, casi todos los microorganismos y los animales.

Dentro de este tipo de alimentación también podemos clasificar a los seres vivos según el tipo de alimento, de ahí que encontremos a los herbívoros (los que solo se alimentan de plantas), los carnívoros (seres que solo se alimentan de otros animales), los omnívoros (los seres que comen de todo), los filtradores (los cuales se alimentan de los restos de otros organismos que se encuentran disueltos en el agua), y por último encontramos los descomponedores (estos seres se alimentan de los restos de otros seres, transformando estos en sustancias inorgánicas, lo que serán el alimento más delante de las plantas).

Clasificación de los seres vivos general

Esta es la clasificación general de los seres vivos teniendo en cuenta que los seres vivos están incluidos en grupos y subgrupos dependiendo de las semejanzas entre sus características físicas.

Estos grupos clasificatorios se denominan reinos, y son: el reino monera, el reino protista, el reino de los hongos, el reino de las plantas, y el reino de los animales.

El reino monera. En el reino monera se encuentran los seres vivos unicelulares, con el tipo de células procariota (es decir, que tienen todo el ADN repartido por toda la célula). Entre ellos encontramos seres vivos autótrofos y heterótrofos. Y dentro del reino monera encontramos los subgrupos bacterias y las ciano bacterias.

Unas bacterias pueden ser las causantes de ciertas enfermedades, en cambio, otras resultan inofensivas y también  pueden incluso resultar beneficiosas para los huéspedes, por ejemplo las bacterias que se encuentran en el sistema digestivo.

En cambio, las ciano bacterias son autótrofas, en para alimentarse usan la fotosíntesis. Estas también se denominan algas verde azuladas.

El reino protista. En este caso podemos encontrar seres unicelulares o pluricelulares, pero ambos son de tipo eucariotas.  En este caso se recogen los seres que no pueden clasificarse en ninguno de los otros reinos, y se subdivide en algas y protozoos.

Los protozoos son seres unicelulares y de alimentación heterótrofa. Entre ellos incluimos la vorticela, el paramecio o la ameba. Se caracterizan porque poseen unas partes en su cuerpo que se mueven, permitiéndoles moverse por los alrededores. Algunos protozoos también se caracterizan porque son los originarios de algunas enfermedades, por ejemplo: el plasmodium, que provoca la enfermedad malaria, y los tripanosomas, que produce la enfermedad del sueño.

En cuanto a las algas, encontramos a seres autótrofos, tanto unicelulares como pluricelulares. Se caracterizan por ser de color verdes, por no tener órganos y por tampoco tener células especializadas.

El reino de los hongos. En este grupo encontramos tanto seres unicelulares como pluricelulares de tipo eucariotas. Dentro de este reino clasificamos los seres en varios subgrupos: setas, levaduras y mohos. Aunque durante mucho tiempo se pensó que los hongos eran plantas, se ha sabido que no lo son, ya que no tienen ni hojas ni raíces, tampoco tienen clorofila, y no pueden alimentarse mediante la fotosíntesis, en cambio son heterótrofos, y por último, porque se reproducen mediante las esporas.

Con los hongos hay que tener mucho cuidado, porque algunos hongos se pueden comer sin problema, pero la gran mayoría son hongos venenosos, que pueden causar muchos daños. En cambio, otros también son utilizados en la industria alimentaria y en la industria farmacéutica para crear antibióticos.

El reino de las plantas. Las plantas son seres vivos pluricelulares, cuyas células son de tipo eucariotas.

Las plantas se caracterizan por ser autótrofas, se alimentan a través de la fotosíntesis que pueden llevar a cabo gracias a la clorofila, la cual también el da el tan característico color verde a la planta. Las plantas se alimentan gracias a la luz del sol y al dióxido de carbono, y expulsan oxígeno durante el día, gracias al cual producen el oxígeno que los animales necesitan para vivir. Podemos encontrar plantas con semilla y plantas sin semillas.

El reino animal. Por último encontramos el reino animal, el cual incluye seres vivos pluricelulares, de tipo eucariotas, además, son heterótrofos, además poseen buena capacidad para moverse, así como una gran sensibilidad.

En el caso de los animales, al definirlos, se señalará las características físicas (extremidades, piel, ojos, etc), también se puede señalar el tipo de alimentación heterótrofa que les caracteriza, el tipo de respiración (a través de los pulmones, tráqueas, branquias, o cutánea), el tipo de reproducción (asexual o sexual), la forma en la que nacen (vivíparos, ovípara) o incluso del tipo de metabolismo (ectodérmico (adaptan su temperatura corporal a la temperatura ambiente) o los endotérmicos (su temperatura corporal es constante).

El reino animal tiene varios subgrupos. Principalmente se subdivide en vertebrados (poseen esqueleto de hueso) y en invertebrados (no poseen esqueleto de hueso).

Dentro de los vertebrados podemos encontrar los subgrupos: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos (en este subgrupo se encuentran los humanos).

Dentro del grupo de los invertebrados encontramos los poríferos, los cnidarios (que a su vez se subdivide en pólipos y medusas); los gusanos (que a su vez se subdivide en nematodos, platelmintos, y los anélidos), los moluscos (que se subdivide en gasterópodos, bivalvos, cefalópodos), los artrópodos (que se subdividen en insectos, arácnidos, crustáceos y miriápodos), y por último los equinodermos.

Así es cómo se clasifican los seres vivos, esperamos que la información te sea de utilidad, y que sepas identificar los distintos seres vivos que nos rodean.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.